blanqueria logo top
 
     
 

Toallas bordadas

Cuando se acerca una fecha especial, comenzamos a pensar, cuál será el regalo que haremos, que esté al alcance de nuestro presupuesto, que le agrade a la persona que lo recibe, y que fundamentalmente que el regalo, sea funcional. Les decimos que las toallas, son un regalo bienvenido para todos, en especial si están bordadas por nuestras manos.

Las toallas, tienen la función específica de secarnos cuando aseamos nuestros cuerpos, o cuando nos lavamos las manos y cara, pero también la función de la decoración no es menos importante, entonces, cuando adquirimos toallas, tendremos que pensar en todo. Las toallas de colores alegran, las toallas blancas dan un toque de finura, y las toallas con diseños exclusivos y bordadas personalizan. Nada mejor que tener una linda toalla personal, bordada por alguien al que queremos. La labor del bordado es un arte, que reside en la decoración y ornamentación de hilos o hebras textiles, en una superficie de tela.

Se trata de una técnica muy antigua, y todos alguna vez vimos en casa de nuestras abuelas alguna toalla bordada con las iniciales de nuestros antepasados familiares, y nos habremos quedado fascinados con esta técnica. Y si en el pasado se podían hacer este tipo de trabajos con menos tecnología, imagínense hoy, lo que se puede lograr en cuanto a bordados, los hilos son mejores, hay más variedad de colores, las agujas son específicas para cada punto, y los diseños son computarizados.

toallas-bordadasAsí, que si queremos sorprender a alguien con un regalo asombroso, las toallas bordadas, son un encanto, para quienes la reciben. Podemos adquirirlas en las tiendas para toallas convencionales o hacerlas nosotros mismos, eso sí, si sabemos bordar, o en otro caso, las mandamos a bordar a personas que se dedican a esto. Los bordados pueden ser desde el nombre de la persona, o diseños, como flores, paisajes, personajes, motivos especiales. Las toallas bordadas personalizadas, son diseños exclusivos, y seguramente no habrá otra igual. Son las toallas bordadas a mano, ideales para regalar en nacimientos, bodas, aniversarios o cumpleaños, para amigos, padres, ahijados o novios. El mercado ofrece, toallas de muy buena marca, que ya vienen bordadas, y el algodón con el que fueron confeccionadas, se luce en un impecable tejido.

Además de bonitas, para comprar una toalla tendremos que fijarnos en la calidad del hilo, que a la vez de secar, sean suaves y gruesas. Las toallas se presentan en tamaños diferentes, según sea la función que tengan, por ejemplo, las toallas de la cara, son medianas, éstas se las utiliza también para secar el cabello, recién lavado, las de manos son más pequeñas, y los toallones son para el cuerpo. Debemos diferenciar, las toallas, que serán utilizadas para ir a la playa o a la pileta, de las que tenemos en el baño de nuestra casa. Estas últimas, serán de mejor calidad y de diseños más pensados, ya que están hermoseando la sala de baño. Si se trata de un regalo, pensaremos con anticipación, entonces podemos adquirir una toalla blanca o de algún color que nos agrade y bordarla aparte, así obtendremos las toallas bordadas, para cuando tengamos que obsequiarlas. De ésta manera, además de regalar algo muy lindo, ahorraremos dinero, porque las toallas bordadas de fábrica suelen costar más. Si lo que estamos haciendo es un curso de bordado, podemos empezar por las toallas de casa, para probar la técnica y luego trasladarla a las toallas nuevas.

toallas-bordadas-coloridasCuando se trata de toallas bordadas, no necesariamente se deben bordar la parte de la toalla, sino que se puede usar una tela como el broderie, y bordar esa parte, para luego coserla a la toalla, queda muy bien, y es mucho más fácil bordar una tela fina como el broderie, que la toalla en sí. En el bordado para tela, hay muchas técnicas o puntos para aplicar en las mismas, como por ejemplo, el punto cruz, el punto de parís, punto cadena, punto smok, zigzag, etcétera.

Algunos puntos de bordados, se emplean casi exclusivamente para la aplicación de puntillas, o telas de fantasía sobre un tejido de base, algunos puntos se caracterizan por sus puntadas tupidas y compactas, como el punto de parís, estos quedan perfectos para mantener las piezas en su sitio y además evitan que los bordes del tejido se deshilachen. Para bordar, tendremos que aprender la técnica, haciendo un curso, pero también hay en las librerías muchos manuales, que enseñan cómo bordar una prenda, solo necesitamos hilos, y agujas para los diferentes puntos y claro, la tela a bordar. Cuando aprendamos a bordar, no solamente bordaremos las toallas de la casa, o para regalos, que además lo haremos en los manteles y hasta los repasadores de la cocina. Tal vez, no nos hayamos fijado, pero a diario vemos las toallas bordadas, cuando asistimos al spa, al gimnasio, o cuando nos vamos de vacaciones y nos hospedamos en un hotel.