blanqueria logo top
 
     
 

Puntillas para toallas

Las toallas, en nuestra casa, cumplen dos funciones, la de secar nuestros cuerpos, cara y manos, cuando no aseamos a diario, y la de decoración, cuando éstas están en perfecto estado. Para ello, hay muchas maneras de adornarlas, como por ejemplo, las puntillas para toallas, que pueden ser de encaje, tejidas a mano al crochet, puntillas de broderie, o de flecos.

Si lo que se está buscando es ideas para renovar las toallas y toallones de la casa, o simplemente para darles un toque meramente personal, las puntillas son muy decorativas, y otorgan un ambiente muy romántico, sobretodo si se colocan puntillas blancas en toallas blancas, dan la sensación de pureza y de higiene perfecta. Y si a ésta decoración les agregamos el nombre de la persona que las va a usar mucho mejor. Realmente las puntillas para toallas, quedan excelentes en la decoración de nuestro baño, y dan un toque fino, de distinción y de elegancia, pero tenemos la obligación de tenerlas en perfecto estado, tanto de pulcritud, como en lo estético.

Cuando compramos toallas, lo hacemos generalmente pensando en los integrantes de la familia, si es una toalla para niños, para nosotros o para regalar. El mercado tiene, en materia de ropa de blanco, una gran cantidad de modelos y diseños, que realmente podemos escoger entre ellos, la que mejor encaje en nuestro baño y según las funciones que estas tendrán.

puntillas-para-toallasSi adquirimos telas para hacer nuestras propias toallas, también podemos adquirir, o pensar en colocarles puntillas para toallas, que son muy sencillas de colocar. Si nos agradan las preciosas cintas de broderie, estas se compran en cualquier mercería de nuestro barrio, o en las grandes tiendas de telas para sábanas y toallas. Es muy sencillo, se les agregan las puntillas, de la medida del ancho de la toalla, y en cada punta de la misma, perfectamente cocidas con la máquina de cocer, o en su defecto, cocidas a mano, pero en este caso tendrán que hacerlo prolijamente. Para las más hacendosas, las puntillas para toallas, tejidas con la técnica del crochet, es muy sencillo, y en una tarde pueden hacer para varias toallas.

La técnica consiste en, adquirir los colores de los hilos que más nos agraden y combinarlos para dar paso a una maravillosa puntilla, que realmente realce la toalla. El tejido crochet, o también técnica de ganchillo, como se la suele llamar, pueden transformar las toallas del baño en verdaderas obras de arte, es una técnica muy sencilla, pero claro, antes tenemos que conocerla o mandarlas a tejer a quienes saben del tema. Las toallas que son blancas, se las puede alegrar, con las puntillas para toallas en color, con los hilos para tejer crochet de colores vivos. Son muchas las cosas que podemos realizar para realzar la belleza de nuestras toallas, como por ejemplo los bordados, que suelen quedar muy bonitos cuando están bien hechos, o el aplique de tela de personajes como osos para las toallas de los niños o bebes, o flores, o lo que nos agrade, son muy fáciles de colocar, van cocidos alrededor del contorno del diseño, y no hay margen de error, siempre nos quedarán bien, aunque nuestra técnica de costura, no sea del todo buena. Lo que tenemos que tener en cuenta cuando lavamos las prendas de blanco en la lavadora convencional, es que nunca tendrán que estar con la ropa de calle de toda la casa, ya que son muy sensibles a tomar los colores de otras prendas, sobre todo cuanto tienen las puntillas para toallas, porque las telas absorben más que ninguna otra, los colores de la ropa con la que compartieron el lavado, y realmente es una lástima que se nos arruinen de esa manera.

puntillas-para-toallas-modelosSe recomienda que en lo posible sean lavadas a parte con las ropas de blanco, o a mano, y no debemos olvidarnos de colocar un buen suavizante para ropas, por el perfume que les dejan y por la suavidad de las telas, así las mantendremos impecables, como nuevas, por mucho más tiempo. Las puntillas para toallas de encaje, son muy delicadas y decorativas, otorgan a la prenda un toque de antigüedad, son especiales para los baños de toques antiguos o reciclados, que mantienen la personalidad de lo viejo, en sus azulejos, bañeras, pileta espejos, etcétera.

Si nos agradan las puntillas de encajes que parecen añosas, podemos aprovechar las infusiones, sumergiéndolas en té común bien cargado, por ejemplo, para que las tiña y les otorguen un tono amarillento, propio del que tomarían si pasaron los años, quedan realmente increíbles, y es una técnica muy económica y sencilla de hacer. Lo cierto es que las puntillas, vuelven con todo, para la decoración de nuestro hogar, además del baño, las podemos colocar en las cenefas, en los acolchados, en cortinas, y en los lugares que las necesiten. Son muchas las cosas que tenemos al alcance de la mano, cuando se trata de la decoración de las toallas y toallones, siempre hay algo que les podemos agregar, o buscar la forma que luzcan más bonitas.