blanqueria logo top
 
     
 

Telas para manteles

Cuando nos disponemos a comprar una tela o telas para manteles, tenemos que tener en cuenta a qué mesa corresponderá dicho mantel. Es muy diferente pensar en un mantel para una mesa de una cocina de uso diario que un mantel para un comedor de uso no tan frecuente o simplemente de adorno.

En efecto, podemos encontrar en el mercado, mucho material con respecto a las telas para manteles. Para una cocina, en la que comúnmente la familia se reúne para las diferentes comidas, necesitaremos un mantel que bien se adapte a la decoración del lugar. Las telas, pueden ser de percal, de lino, de algodón, de poliéster o de alguna otra tela que se nos ocurra y que nos agrade su textura. En cuanto a las medidas de las telas para manteles de las cocinas de uso diario, debemos tener en cuenta que no deben sobrepasar las patas, simplemente, 20 o 30 centímetros antes de llegar al piso, es lo ideal.

Mucha gente, cubre los manteles de las cocinas con telas plásticas cristal de las mismas dimensiones del mantel, para que éste se proteja de los derrames de líquidos, de comidas, etc, sobre todo, cuando en la casa hay un bebé que está comenzando a aprender a comer. De esta forma, cubrimos el mantel y permanecerá impecable por mucho más tiempo.

telas-para-mantelesEn cuánto a los colores de las telas para manteles de la cocina, deberemos tener en cuenta, cuál es el color predominante en ella. Si por ejemplo, tenemos una pared que está pintada con un color estridente o brillante o una decoración muy recargada, deberemos colocar un mantel de un solo tono, preferentemente blanco, que otorga luminosidad o también, podemos jugar con el color de la cortina, para que haga juego.

Si hemos comprado telas para manteles y nos ha sobrado, lo que podemos hacer con el sobrante, es hacer servilletas según la cantidad de comensales que tenemos a diario y si las queremos personalizar, podemos agregarles el nombre de cada uno. Es una tarea muy divertida y fácil de realizar. Podemos intentarlo con una máquina de coser, o mandarla a una modista conocida.

Los distintos motivos de telas para manteles

Ahora, en cuanto a las telas para manteles de un comedor, podemos pensar en alguna muy decorativa pero que no desarmonice la decoración del lugar. Los manteles de coco, fueron y son muy requeridos en la decoración clásica de los comedores, como así también los caminos de telas como el percal o el broderie, que además de ser manteles, son muy decorativos. Aquí, no debemos hacer hincapié en el color de la cortina, ya que en reglas generales, un comedor es compartido con un living. Para los ambientes rústicos, tendremos que pensar en telas rústicas de texturas amigables, como el liencillo o la arpillera. Si hablamos de una mesa lustrada es importante destacar que solamente un simple centro de mesa, decorará el comedor y el mantel se colocará cuando llega la hora de comer. En cuanto a las telas para manteles de exterior, podemos pensar en las de PVC, plásticas, lonas, lonetas que además de servir como mantel cubren y cuidan los muebles del jardín.

telas-para-manteles-clasicosEn cuanto a sus colores, preferentemente se elegirán los de la paleta de colores amarillos, verdes, azules, blancos, ocres y siempre es menester, tener un bonito mantel floreado para la hora del té, sobre todo durante la primavera. Antes de salir de compras a una tienda de telas, tendremos que tomar las medidas de la mesa a cubrir. Una vez en el local, los vendedores y cortadores de las telas, nos pueden asesorar en base a esa medida tomada, la cantidad de tela que necesitaremos para confeccionar los manteles y si lo deseamos, las servilletas correspondientes haciendo juego.

Si la mesa en cuestión es circular, tendremos que tomar las medidas según su diámetro. Si lo que tenemos es un evento próximo y queremos festejarlo en el exterior de nuestra casa, por ejemplo en un patio o jardín, podemos comprar la tela para manteles y el cubre manteles, que forma parte de otro detalle en la decoración. En estos casos, si es importante que la tela llegue hasta el piso y que arrastre hasta en ciertos casos.