blanqueria logo top
 
     
 

Telas industriales

Las telas con aplicaciones industriales son telas especiales que se utilizan en la confección de cierto tipo de productos. Por lo general en este tipo de tela la estética no es lo más importante, sino que lo que prima es la resistencia del material para poder cumplir bien la función que le fue establecida con cada producto.

Un buen ejemplo de telas industriales son las telas sin tejer. Estas se utilizan, por ejemplo, dentro de bolsos y carteras para proteger su interior y a su vez ayudarlos a mantener su forma. En este caso podemos destacar aquí otra característica importante de las telas industriales: estas no son hechas para resaltar. Aquí la tela no lleva un atractiva hacia sí misma como ocurre con las decorativas, sino que simplemente se limita a cumplir una función.

Otro ejemplo de telas industriales son aquellas utilizadas para productos como filtros de aire acondicionado. Los filtros son una de las partes más importantes de los equipos de aire acondicionado. Estos nos ayudarán a limpiar el aire que se inhala en un ambiente de manera que este no resulte perjudicial para la salud. Por eso es obligatorio que todos los equipos de aire acondicionado tengan un filtro. De esta manera, las telas industriales utilizadas para confeccionar en filtros son producidas en masa, esta es otra característica de las mismas. Se necesitan aun nivel tan masivo que la producción de esta tela sale en grandes cantidades para después ser cortada y moldeada de la forma del filtro.

telas-industrialesPor lo general, en este caso, son los mismos productores de los equipos de aire acondicionado quienes producen sus telas para filtro. Comprar esta tela hecha sería para ellos un gran gasto, en especial cuando es algo fundamental y que hace completamente al producto.

Otras aplicaciones de telas industriales son carpas y botes salvavidas. Hace algunos años las carpas eran confeccionadas con una lona de tejido en algodón. Esta era la forma más fácil de hacerlo, sin embargo con el tiempo se descubrió que aunque la lona de algodón es muy fuerte, realmente es un problema cuando nos enfrentamos a las lluvias. Por eso hoy en día las carpas se hacen con telas industriales más livianas y con mayor tolerancia al agua. Generalmente estas telas están impermeabilizadas y son aerodinámicas para poder lidiar con el viento de la mejor manera posible. En el caso de los botes salvavidas estos involucran telas plásticas realmente gruesas para poder hacerle frente a grandes masas de agua. Como veíamos anteriormente con el caso del aire acondicionado, algunos productores industriales fabrican sus propias telas, sin embargo puede que si la empresa es muy pequeña puede que compre las telas industriales hechas para fabricar sus productos.

¿Cómo se utilizan las telas industriales?

Pero, ¿cómo conseguimos telas industriales? ¿Es tan fácil comprarlas como lo es comprar otro tipo de telas? Lógicamente las telas industriales se consiguen con menos facilidad que otras telas para la confección de ropa y accesorios. Por eso aquí no alcanza con ir a la mercería sino que tendremos que comprar las telas a través del fabricante directamente. Para esto podemos contactar proveedores de telas industriales a través de la web. Esta será una de las mejores maneras de hacerlo, debido a que podremos encontrar el producto que buscamos rápidamente. Las telas industriales suelen ser bastante específicas, por lo cual Internet puede ser una forma rápida de encontrar un proveedor que nos pueda vender aquello que necesitamos. Estas telas se pueden encargar mismo a través de la web. Si tenemos nuestro propio negocio y vamos a comprar gran cantidad de tela para confeccionar nuestros productos probablemente podamos obtener un muy buen precio debido a la compra al por mayor. Con respecto al traslado de las telas, esto es algo que tendremos que arreglar con el proveedor.

telas-industriales-usosHay que tener en cuenta que si el traslado es de un punto a otro muy lejano el precio del mismo puede llegar a ser bastante alto. Por esta razón conviene buscar un proveedor medianamente cerca al destino que tenemos preparado para la mercadería. Con respecto a los precios de las telas industriales, en la compra de las mismas al por mayor podremos obtener un precio similar al de producción debido a que aquí no hay mucho costo agregado a la hora de la venta de la tela. Sin embargo si por ejemplo, para fabricar carteras de diseño queremos comprar tela sin tejer al por menor, probablemente los precios de esta compra sean mayores. También el precio depende del tipo de tela que queremos comprar. Aquellas telas que requieren un proceso de fabricación más compleja, un mayor peso y cuerpo probablemente sean más caras que aquellas telas más sencillas. No es lo mismo, por ejemplo, comprar tela industrial para bote, que tela para forro de ropa.

La clave entonces será pensar antes de comprar nuestras telas industriales cuánta tela necesitaremos de manera de llevar a cabo una compra justa en cantidades. También tendremos que asegurarnos de contactar un distribuidor que venda telas industriales de calidad. Generalmente para evaluar la calidad de los productos del distribuidor, podemos buscar un sitio de Internet donde usuarios que ya hayan comprado estos productos los comenten.