blanqueria logo top
 
     
 

Tela italiana

Para comenzar a hablar acerca del tema de las telas italianas, deberemos empezar hablando de la más importante de ellas, que es, la seda italiana. La verdadera seda, es uno de los tipos de telas italianas, más finos y prestigiosos que han vestido desde reyes, hasta las más importantes familias de Italia y de todo el mundo.

Su presentación es exquisitos bordados las hace altamente costosas y hasta se podría decir prohibitivas en cuanto a su precio. En la actualidad, sigue gozando de prestigio como otro tipo de tela italiana, como la organza. Los preciosos vestidos con telas de organza visten a las novias de todo el mundo. La organza es otra de las típicas telas que provienen de ese país. Elegir las telas y materiales para eventos especiales como comuniones, casamientos, cumpleaños de quince, bat mitzva, significa todo un desafío, sobre todo si no conocemos mucho de telas, por eso, es necesario acudir a los que entienden del tema: modistas, diseñadores y revistas de moda.

Hoy, hay en el mercado revistas de vestidos de novia que poseen todo lo necesario para que el evento sea fabuloso. Nada mejor que una novia vestida con organzas, sedas y tules, verdaderas joyas en lo que refiere a telas italianas. La seda es una tela natural, que es constituida por proteínas. Es producida por muchos insectos y en la actualidad para lo que más se la utiliza es para la industria textil.

telas-italianasSegún la historia, se cuenta que Odiseo, vestía una camisa que brillaba como la piel de una cebolla. Varias investigaciones realizadas demostraron que se trataba de seda. También, se cuenta que el Imperio Romano, se dedicaba a comercializar este tipo de tela.

En cuánto a su elaboración, el secreto no se develó hasta pasados los años 550 d. C., con el Imperio Bizantino. En un comienzo, la seda elaborada por el gusano de seda, era un secreto que sólo era mantenido entre los romanos y los chinos. De esta manera, tenían el monopolio de la fabricación de la seda, en toda Europa. Hoy, no es un secreto fabricar telas de seda, con la tecnología se pueden lograr piezas únicas y muy originales. Debemos decir, que vestir con telas italianas hoy en día, es sinónimo de elegancia y de tener buen gusto para vestirse; es como decir: lucir un perfume francés. Para los italianos, las telas son muy importantes y constituyen una de las principales industrias del país.

¿Qué tiene de especial la tela italiana?

Es como para Francia, la industria del perfume. Una camisa de seda italiana, siempre va a tener una excelente caída y será bienvenida para el evento que tengamos. Durante muchos años, la seda y su fabricación, puso a la vanguardia en la industria textil a Italia. Es, que sus texturas son reconocidas en todo el mundo y con las únicas que se las puede comparar son con la seda china. Siempre se supo que las telas italianas, son un tano onerosas, por lo tanto, sólo la gente pudiente, puede tener las verdaderas telas provenientes de Italia. Hoy, los yates que navegan por los mares del mundo, tienen en sus tapizados y lujosos salones, sedas, algodones y organzas italianas. Si lo que estamos buscando hoy, son unos metros de tela para confeccionarnos un vestido, en seda natural traída de Italia, tendremos que contar con un buen dinero, puesto que el metro puede costarnos alrededor de los cien dólares el metro, lo cuál resulta bastante caro para una persona que no disponga de ese dinero.

telas-italianas-motivosPara reconocer cuándo se trata de una verdadera tela italiana, tendremos que ver su etiqueta, que reza: "hecho en Italia", entonces sabremos de qué se trata. Una tela eterna, delicada, fina, sofisticada, elegante y una prenda, realmente clásica, que perfectamente estará acorde perfectamente a toda ocasión. Lógicamente, que una tela de este tipo no podrá ser lavada en lavadoras comunes con jabones en polvo abrasivos, tenemos dos opciones: la más económica, es lavarla nosotros mismos, a mano, obviamente, con jabones líquidos de los que son para lavar sedas, sin refregar y por supuesto, sin retorcer la prenda, tendidas con el agua y por supuesto, lejos del sol.

La segunda opción, también podría ser, llevar la prenda a la tintorería, donde se le llevarán a cabo los modernos procesos de lavado correspondientes para este tipo de tela, dejándola impecable y lista para usar. Una camisa para hombre, en puro algodón italiano, podría llegarnos a costar entre los 300 y 400 dólares, dependiendo por supuesto de las formas, ya sean del cuello, de sus puños y si posee o no, gemelos. No debemos dejar de mencionar, además, el terciopelo, que es una de las típicas telas italianas, las que desde hace muchos años se vienen confeccionando, como cubrecamas. Los detalles de ornamento que se le agregan a este tipo de telas, corren por cuenta del fabricante e incrementarán su precio.