blanqueria logo top
 
     
 

Tela de gabardina

Si tenemos que hablar de telas en general, diremos que estas son estructuras laminares flexibles, que es la resultante de la unión de fibras o hilos, entrelazados, de una determinada manera. Las tejedurías, son las industrias que fabrican las telas de diversos tipos, a partir del tejido de los hilos, o fibras.

A su vez, los géneros, se los clasifica, según el modo de utilización para la fabricación. Como la gabardina es una tea impermeable, es un material poroso, es decir que contiene en toda su estructura espacios vacíos o poros, que le permiten absorber el fluido, y esos espacios deben estar conectados para que el líquido se acomode, para pasar a través del material.

Cuando pensamos en la tela de gabardina enseguida se nos viene a la mente la idea de la lluvia. En efecto los pilotos de tela de gabardina, son los que más conocemos y quien no tubo alguna vez un piloto de esta tela. Se trata de una tela de tejido diagonal muy tupido con la que se confeccionan infinidad de ropas para el uso cotidiano, desde los pilotos o también llamados gabardinas, haciendo mención a la tela, pantalones, trajes de hombre y de mujer, blusas, faldas, y demás prendas de vestir. Es un tejido, de algodón, fibra y lana sintética, muy trabajada, y tejida en forma apretada, para tener la consistencia con la que la conocemos, posee una cara lisa, y cara acanalada en diagonal.

telas-gabardinaPor ser relativamente impermeable al aire y al agua se la emplea no solamente para confeccionar trajes para la lluvia, sino también en ropas de abrigo, que si se la combinas con pieles sintéticas de colores oscuros quedan realmente bien. Si nos remontamos a sus orígenes, deberemos hacer mención de quién la creó allá por los años 1880, fue Thomas Burberry, que cuando de casualidad, se reúne con un pastor de su territorio, vio con asombro, que el pastor, tenía una chaqueta que se volvía impermeable, con el uso de un producto utilizado en el baño de sus ovejas.

Es cuando comienza a confeccionar esta trama, con el agregado del producto. La tela de gabardina, fue patentada en el año 1888, lo que le permitió la fabricación exclusiva hasta el año 1917. En la actualidad, muchas gabardinas se trabajan en este material, tomando como nombre de buberries en Inglaterra. Hoy las modas, nos presentan pantalones, y faldas muy elegantes para el uso de la dama o el caballero, en la tela de gabardina, que se presentan en una gran variedad de colores, y se trata de una tela que muy bien se acomoda al clima, por eso, vemos ropas de primavera como de invierno, en esta tela.

Las ventajas de trabajar con tela de gabardina

Como se trata de una tela de gran resistencia y de durabilidad, se la emplea en múltiples prendas y todas, con un éxito muy grande, es además de apariencia suave y tersa, y posee una excelente textura. Cuando se la emplea en la fabricación de los buzos de los mecánicos, que es un rubro, en el que se está en forma permanente con aceites y grasas o líquidos muy abrasivos de los automóviles, vemos que al lavarlas pueden quedarle las manchas pero la tela en sí, permanecerá inalterable. Las modistas o cortadoras de telas, conocen a la perfección la tela de gabardina y cuando deben hacer un trabajo con ella, opinan que no es una tela que se resiste o que es de difícil confección, tiene buen agarre en la máquina de cocer, y las costuras se lucen. Una confección con esta tela, seguramente será el centro de las miradas, y si elegimos un buen color sobrio, seguramente que nos tildarán de elegantes. Con su textura, y su excelente caída, favorece, en gran medida, a la figura femenina.

telas-gabardina-rollosPodemos mencionar, también que la tela de gabardina se la emplea, para la confección y fabricación de muchas prendas que pertenecen a la indumentaria de trabajo. Para el uso de la indumentaria de trabajo, en los frigoríficos, técnicos de diversos rubros, empleados administrativos, ropa de seguridad, mecánicos, obreros, chóferes, las fuerzas armadas, personal de hoteles y sanatorios, hospitales, etcétera, las telas de gabardinas, son siempre las elegidas.

Muchas son las marcas que hay en el mercado que fabrican ropa de diversa índole de tela de gabardina, debido a su alto rendimiento, la hace una de las telas que más utilizamos. Cuando las lavamos, casi no se necesita plancharlas, y se la puede colocar directamente en las lavadoras automáticas comunes que tenemos, sin agregados de productos especiales o de cuidados intensivos, solamente con un jabón de lavar común, y como no destiñen, también se puede lavar junto a otras ropas. En el mercado se comercializan prendas en gabardina gruesa, por ejemplo, de un rendimiento realmente sorprendente, ya que soportan de buena forma el arrastre constante sobre las superficies ásperas y son híper resistentes a los desgarros. Sus fibras se mantienen del mismo color y en buena condición, aún después de ser lavadas repetidamente, pareciera como que el paso del tiempo, las pusiera de algún modo, mejores.