blanqueria logo top
 
     
 

Sabanas

Las sabanas son la ropa de cama más íntima, debido a que son aquellas que estarán directamente en contacto con nuestro cuerpo a la hora de dormir. Eso una de las cuestiones más importantes de las sábanas es su suavidad.

Generalmente, si compramos sabanas de algodón, se espera que el porcentaje mínimo de este producto que tenga la sabana sea del 50%. Es decir que la mitad de la sábana tendrá que ser de algodón.

A mayor nivel de algodón menos pelotitas se formarán en la sábana. Estos nudos o bolitas que se forman son producto de la falta de algodón en la sábana, lo cual propicia un desgaste de las mismas bastante rápido. Existen hoy en día sábanas que traen un sistema antipeeling que evita que esto ocurra. Cuando la sábana tiene este sistema por lo general tiene un gran porcentaje de algodón. Las sábanas por lo general se venden en un paquete que incluye los siguientes elementos: una sábana ajustable al colchón, la cual por lo general está complementada con elástico en sus puntas para garantizar el mejor agarre posible, una sábana lisa para ubicar arriba de esta y las fundas. En el caso del juego de sabanas para cama de una plaza, por lo general este vendrá solamente con una funda, mientras que cuando hablamos del juego para cama doble este vendrá con dos.

sabanasOtro aspecto a considerar es que las sabanas tendrán que ser significativamente más grandes que la ropa de cama, debido a que deberán ser metidas por debajo de ella. Es importante asegurarnos esto antes de la compra, para no encontrarnos luego con que nos falta tela.

Con respecto a la calidad y el precio de las sabanas podemos decir que estos dos factores tienen una relación directamente proporcional. A mayor calidad de las mismas, mayor precio. Podemos darnos cuenta cuando las sábanas son de baja calidad, debido a que a estas se les hacen las "pelotitas" a las cuales nos referíamos anteriormente, las cuales resultan muy desagradables al tacto. Una de las claves para elegir buenas sabanas es el hecho de prestar atención a la cantidad de hilos con la que está confeccionada la tela. Es ideal elegir sábanas de lino o algodón que tengan al menos 144 por pulgada cuadrada. De esta cantidad de hilos por pulgada para arriba las sábanas nos otorgan una terminación suave al tacto , mayor firmeza y una textura más aterciopelada. Cuanto más hilos por pulgada cuadrada más suaves las sabanas debido a que los hilos más finos suelen tener una terminación más suave al tacto.

Telas especialmente tratadas para ser sabanas

sabanas-coloridasPara ejemplificar con un tipo de sábana más suave, nos podemos referir a las sábanas de percal, de 180hilos por pulgada cuadrada. Obviamente los precios de estas sabanas serán un poco más elevados que los de las de algodón y las de lino más tradicionales. Una opción económica si no conseguimos las sabanas de algodón al 100%, también pueden ser aquellas de algodón y poliéster. Esta mezcla de algodón con este material sintético nos da la posibilidad de obtener productos suaves, bastante económicos y que además no generan estática. Además esta combinación de 50% algodón y 50 % poliéster hace que las sabanas se vuelvan mucho más fáciles de lavar y de secar. Aunque esto parezca una trivialidad hoy en día es bastante importante, debido a que en las casas no hay tantos espacios al sol como había antes para lavar y secar sabanas.

Si el proceso de secado es de por sí más difícil y el material no ayuda, podemos llegar a tardar muchísimo en llevar esto a cabo. Si queremos comprar sabanas para el verano, en este caso sí conviene averiguar hasta encontrar aquellas que estén hechas en un 100% de algodón.

Estas son más suaves y cómodas, en especial para aquellas días de intenso calor. Además previenen que el cuerpo transpire, debido a que no contiene ningún tipo de material sintético. Las fibras naturales no absorbentes utilizadas para las mismas ayudan a que el aire circule fácilmente a través de la sábana. Aunque esta es una opción muy buena para el verano, una sábana de algodón se puede destacar también en el invierno. Durante esta estación una sábana de algodón puro puede ser aislante manteniendo el calor dentro del cuerpo. Esto parece contradictorio pero no lo es.

Más allá de que la sábana permite que el aire circule, las capas de aire que permanecen entre las fibras se van entibiando progresivamente con el contacto con el cuerpo. Por último, si estamos buscando la suavidad al máximo en nuestra cama, existirá otra opción que nos brindará una suavidad incomparable con las anteriores: una sábana de raso. El raso es uno de los materiales más exclusivos utilizados para hacer ropa de cama y nos da la posibilidad de tener esa sensación de suavidad extrema junto a nuestra piel todo el tiempo. Sin embargo la principal desventaja del raso es que es realmente un material bastante caro para aquellos que tienen un presupuesto para esta compra.