blanqueria logo top
 
     
 

Modelos de cortinas de tela

Cuando se trata de elegir cortinas, las opciones pueden ser muy variadas y muy diferentes entre sí, hay distintos modelos de cortinas, diseños, y en lo referente a telas muchas texturas, y variedades. Por un lado, tendremos que considerar la elección de la tela y luego la confección, que si se trata de cortinados para ventanas grandes, lo mejor y más acertado es llamar a una empresa que haga todo el trabajo.

Las cortinas, no solamente cumplen la función de filtrar la luz, sino que además son las responsables de cómo se vea la habitación, es decir que sirven para reforzar nuestro estilo elegido y no solamente eso, nos crean muchas veces la intimidad que buscamos. Existen muchos modelos de cortinas de tela, en el mercado. Y justamente por su gran variedad, se deberá tener en cuenta el estilo decorativo del ambiente, el tamaño de la ventana, el color el estampado, el diseño, etcétera. Pero, muchas veces no sabemos elegir la cortina adecuada, porque las opciones y los modelos de cortinas de telas son tantos, y tan lindos, que nos es difícil dar con la tecla, porque nos "enamoramos de todos".

Dar con la cortina de nuestros sueños, requiere un trabajito extra, y cuando tengamos la idea clara de lo que queremos, recién allí la compraremos, no olvidemos que las cortinas nos tienen que durar por lo menos de dos a tres años, así que no es cosa de la compra mensual. En primer lugar, cuando nos dirigimos a los locales de ventas de cortinas, los empleados nos muestran los muestrarios de telas, y cuando ya decidimos uno, tenemos que elegir el modelo de cortina de tela, que mejor encaje.

modelos-cortinas-telasUna de la opciones más conocidas por todos son las de cortinas con barrales, son fáciles de aplicar, adaptables a cualquier tipo de ventanas, y son ideales para ambientes rústicos, campestres, o clásicos, pero en o que cambian, es cuando se elige el color o el estampado o la trama de la tela.

Uno de los modelos de cortinas de telas que se impusieron en los últimos años es el de las cortinas romanas, que a todas nos encanta, pero tenemos que saber en que habitación es en donde las podemos colocar, estas consisten en un panel liso, que se pliega verticalmente, formando un acordeón, mediante un sistema de varillas cosidas a intervalos regulares, que están colocados dentro de las telas, permitiendo, de éste modo que las podamos enrollar o desenrollar, por medio de un cordón.

Diferentes tipos y modelos de cortinas de telas

Las cortinas Roller, consiste en un panel liso con un rodillo giratorio, colocado en la parte superior que permite enrollar o desenrollar la cortina de tela, por medio de un cordón. Quizás el modelo de cortina de tela más conocido sea el de cortinas con rieles, que está compuesto por un riel, y una guías que permiten que la cortina se deslice y se sujete por medio de pequeños ganchitos, y en el mercado podemos encontrar dos tipos de rieles, para las cortinas pesadas y para las cortinas livianas, para las primeras los de metal son los que mejor funcionan, ya que nos ofrecen mejor resistencia, y para las livianas los de plástico, son los ideales. El sistema de rieles, es el más elegido, porque por ejemplo si no contamos con espacio suficiente este sistema lo ahorra, el sistema de rieles se completa con cuerdas o bastones, que permiten abrir o cerrar las ventanas, éstos van colocados en los laterales de las ventanas, o integrados a la cortina.

modelos-cortinas-telas-tiposEl modelo de cortinas de tela de tensores, es un sistema de cable de acero, al cual se sostendrá la tela de la cortina, por medio de ganchos o argollas, es uno de los modelos más prácticos, y se adaptan a cualquier tipo de decoración, aunque lo están adoptando para los loft, o para la decoración contemporánea. Este sistema es para cortinas livianas y semi livianas, pero nunca para las cortinas pesadas.

Por su diseño despojado, se adapta a las cortinas de líneas simples, sin demasiado diseño, sin cabezales o volados. Para los visillos, que son otros de los modelos de cortinas de tela, que se usan mucho, conciten en paneles sujetos por arriba y por abajo mediante un sistema de dobladillos, en los que se pasa un par de varillas de metal chato, tensados y sujetas a las ventanas. Se las ve como láminas planas de tela que permiten el paso de la luz pero al reparo del exterior, se adaptan muy bien a pequeñas ventanas, sobre todo las de vidrio repartido, en las puertas interiores o que dan a una galería, como las del tipo antiguo. Es un sistema que requiere cortinas de telas muy livianas, como el voile, el lino o la gasa, y los tonos ideales para ellas son; el ocre, pasteles, blanco, y las variedades de blanco tiza, o blanco hueso.