blanqueria logo top
 
     
 

Manteles de lujo

En ocasiones especiales como lo es una cena con amigos, un cumpleaños o simplemente un evento que nos anime a ambientar nuestro hogar, necesitamos de elementos que acompañen nuestros deseos de poner bello el espacio en donde desarrollaremos el evento. Y siempre que hay una fiesta, hay comida; y siempre que hay comida, hay una mesa.

Y si juntamos fiesta, + comida, + mesa no podemos llegar a otro resultado que no sean los manteles de lujo. Los manteles de lujo son el aporte esencial para decorar una mesa y dar luz a un ambiente en donde llevemos a cabo una reunión, fiesta o cumpleaños. Vienen en distintos materiales, texturas y tamaños. Y podemos encontrarlos con distintos estampados, bordados o aplicaciones que les den originalidad y buen gusto. Los manteles de lujo suelen ser de materiales de excelente calidad y en colores elegantes como los colores pastel o bien negros (en boga últimamente). La textura y el material elegido por excelencia en los manteles de lujo es el brillo y la sedosidad por lo cual los más demandados son los manteles de raso o satén en todas sus variantes.

En cuanto a los bordados o apliques, es común encontrar manteles de lujo con detalles que los hacen únicos y que se adaptan al gusto de quien ambienta el evento y a la decoración de la totalidad del lugar. En las fiestas suelen elegirse uno o dos colores complementarios o contrastantes para decorar todo el lugar en la misma gama de colores, en todos los detalles. Así los centros de mesa u objetos que se pongan como decoración suelen combinar con los colores de los manteles.

manteles-lujoY decimos manteles en plural, porque los manteles de lujo suelen venir en par. Esto es, que generalmente se pone un mantel por debajo, grande, que llegue hasta el piso y cubra la totalidad de la mesa y por encima de él otro mantel de lujo que tenga otra textura y/o color. Usualmente se trata de que uno de los manteles sea liso y el otro estampado o bien los dos lisos pero en distintos colores. Los manteles de lujo también son utilizados en restaurantes y salones de eventos y por lo general, como decíamos antes, acompañan la decoración del lugar siguiendo la misma línea de texturas o colores. Muchas empresas que se dedican a la fabricación de manteles de lujo comentan que los restaurantes y bares elegantes suelen pedir sus manteles con algún sello distintivo que los diferencie de los demás lugares.

Empresas de manteles de lujo

Al respecto Mario Rojas, asesor textil de una de las más grandes empresas de confección de telas nos comenta "Las dueñas y dueños de un resaturante o salones de fiestas y eventos empresariales vienen con una idea más o menos conformada de lo que quieren. Saben que los manteles tienen que combinar con los colores del espacio y el ambiente y que es casi necesario tener el doble de manteles de la cantidad de mesas disponibles. Los manteles de lujo se manchan y no pueden permanecer así, por lo cual al ser cambiados constantemente es necesario tener guardados varios de repuesto". Lorena Gvirtz de Espacio Decorativo nos dice lo siguiente "A veces las clientas que vienen a buscar un sillón, un juego de sillas o incluso una mesa aprovechan la gran compra para tener de paso en su haber uno o dos manteles de lujo. Lo que pasa es que una buena mesa sin un mantel es como un sándwich sin mayonesa.

manteles-lujo-modelosLe falta algo". Y esto que comentan estos especialistas de la decoración, es lo que sucede a diario en las casas de cortinas, blanquerías o espacios de decoración en general. La gente quiere tener en casa guardado un mantel de lujo que sirva para un evento especial aunque lo usen sólo una vez al año. Las ventas, según nos contaban Lorena y Mario, aumenta enormemente en épocas como la Navidad o Año Nuevo en donde todos queremos renovar nuestro comedor para recibir a nuestras familias.

Quienes saben insisten en que la compra es mejor realizarla una vez desembolsando un poco más de dinero que tener que comprar en repetidas ocasiones manteles de mala calidad que se notan al tacto e incluso a la vista. Lo ideal, dicen, es tener manteles de 90 o 150 dólares para las fiestas más especiales y mandarlos a la tintorería al día siguiente de usarlos. Es que nosotros, los mortales no tintoreros, no sabemos mucho de manchas y a veces nos mandamos grandes errores tratando de quitarlas. Los manteles de lujo son para apoyar platos con comidas y copas con bebidas por lo cual hay un 99% de probabilidades de que el mantel se manche con vino o elementos grasos. Así que si queremos tener manteles de lujo de calidad, no escatimemos en gastos y llevémoselos de visita al tintorero de confianza para que los deje como ellos se merecen, de lujo.