blanqueria logo top
 
     
 

Manteles individuales

En los últimos años se ha vuelto muy común el uso de manteles individuales tanto en los restaurantes y cafeterías como en el mismo hogar. El uso diario de estos manteles individuales tiene que ver con que la gente ha tratado de evitar a través de los años el uso del mantel ya que suele ensuciarse mucho y es necesario lavarlos con asiduidad.

Si bien hay manteles plásticos antimanchas que resisten derrames y manchas de comida, mucha gente opta por los manteles individuales ya que los primeros no les parecen estéticos ni de buen gusto para vestir una mesa. Los manteles individuales permiten que la mesa no se manche ni caigan sobre ella productos abrasivos, sobre todo cuando éstas son de madera. Las mesas de este material suelen ser muy sensibles a todo lo que se les apoye encima por lo que hay que tener especial cuidado cuando ponemos sobre ellas vasos y recipientes con líquido.

Por eso, para comer, nada mejor que un mantel individual que posea las dimensiones adecuadas para la que en él entren el plato, los cubiertos y el vaso. Generalmente, estos manteles vienen de 50 x 30 centímetros en distintos colores y materiales. Por nombrar sólo alguna de las variedades, podemos contar manteles individuales de cuerina, de cuero, de eco cuero, de plástico, de hule, de ratán, de tela, de esterilla, de telar, de juncos, de madera, de vidrio fundido y de todos aquellos materiales que nos podamos imaginar.

manteles-individualesSi queremos realizar nuestros propios manteles individuales con nuestras manos podemos comprar un retazo de tela que puede ser de cualquiera de los materiales que nombramos antes y recortarlo en seis partes aproximadamente (o la cantidad que deseemos, pero seis es un número razonable) y realizarles el dobadillo si es necesario. Otra opción que lleva un poco más de trabajo pero queda muy bien y es muy fácil de limpiar se trata de comprar rectángulo de madera terciada del tamaño deseado para los manteles individuales y darles una mano de acrílico o base blanca para luego pintarlas del color que más nos guste. A esta base podemos ponerle una madera del mismo tamaño encima pero con un orificio en el centro del tamaño del plato a fin de que éste encaje en el agujero con total perfección y no se mueva. Técnicas muy usadas en los manteles individuales de madera son o bien el pintado a mano o la técnica del decoupage.

Ventajas y desventajas de los manteles individuales

Con esta última técnica podemos realizar infinidad de diseños utilizando desde una foto familiar, un recorte de revista, hasta una reproducción de un cuadro de un artista famoso. Los manteles individuales son muy baratos y accesibles. Los precios varían en función de la calidad pero tampoco hay grandes diferencias. Podemos encontrarlos con mucha facilidad en los bazares, almacenes de ramos generales, casa de diseño, supermercados y ferias. Lo que nos queda es decidir entonces, qué tipo de mantel nos gusta más. Si algo práctico para todos los días que sea fácil de limpiar, algo lujoso y sofisticado de materiales especiales o algo artesanal para darle más personalidad a nuestros hogares. Los manteles individuales, según comentan los que se dedican a su comercialización, han ganado el terreno en ventas por encima de los manteles comunes que históricamente se han venido utilizando para proteger las superficies de las mesas y al mismo tiempo darle un toque de originalidad y diseño a las comidas.

manteles-individuales-clasicosEs que son mucho más prácticos a la hora de guardarlos ya que ocupan mucho menos lugar que un mantel convencional, son más fáciles de limpiar y lavar, son más baratos y por lo tanto más factibles de intercambiar y variar así el color de la mesa y además son más seguros con los chicos. ¿Por qué? Simple! Es muy común escuchar a madres que dicen que desde que sus hijos pudieron sentarse a la mesa que ya no han podido disfrutar de poner un mantel en su casa. Esto es porque los niños además de volcar y desparramar todo lo que tienen a su alcance, suelen tironear de los manteles y así tirar todo lo que hay sobre la mesa. Razón por la cual las madres han abandonado el uso de manteles reemplazándolos por prácticos y lavables manteles individuales.

Por último queremos recalcar que los manteles, sean del material que sean, sean del precio que sean y sean de la calidad que sea siempre dan un toque de color y personalidad que nos hace más agradables nuestras comidas. Por eso, no dejemos de usar los manteles individuales y mejor aún animémonos a construirlos nosotros mismos con los materiales que tengamos. Es una excelente actividad para compartir con los chicos para pasar una tarde en familia construyendo elementos para la casa poniendo en práctica nuestras habilidades y desplegando toda nuestra imaginación. .