blanqueria logo top
 
     
 

Manteleria

Al hablar de manteleria tenemos que indagar primero que nada en qué es esto, ya que las personas generalmente comienzan a interesarse en el tema de la mantelería cuando la necesitan, por ejemplo para algún tipo de evento importante. La manteleria es algo que viene desde hace años debemos decir.

No es algo que se haya descubierto hacer poco tiempo como muchas otras cosas, pero lo que si podemos decir con respecto a la manteleria y al paso del tiempo, es que es un ámbito que ha ido cambiando con forme han ido apareciendo nuevas modas, nuevas telas, y por sobre todas las cosas nuevas necesidades en cuanto a los manteles. La manteleria implican los diferentes manteles que tenemos en el mercado. Hay mantelería para todo lo que queramos, por ejemplo, hay mantelería especial que puede ser utilizada para eventos como casamientos, o como reuniones que ameritan un cierto grado de elegancia. También hay manteleria para el uso cotidiano, es decir, hay manteles especiales que podemos usarlos todos los días.

Hay mantelería exótica, en la cual podemos incluir a los manteles chinos por ejemplo, o a los manteles que tienen ciertas características que no las vemos todos los días. En este último grupo también podemos incluir a los manteles antiguos, ya que no son de los tipos de manteles más vendidos, y tampoco son de los tipos de manteles más vistos. La manteleria antigua es todo un mundo en el cual vale la pena sumergirnos, ya que recordemos que todo comienza en épocas coloniales y aun más antiguas, especialmente todo lo referido a la mantelería.

manteleriaEn esas épocas los manteles eran cosa de que hablar, ya que las telas por las cuales estaban confeccionados eran realmente exóticas, hermosas, elegantes. Por otro lado también encontrábamos telas bordadas a mano muy delicadamente por los especialistas. La manteleria antigua, es algo por lo que hoy en día las personas pueden llegar a pagar muchísimo dinero, y esto se debe a que tienen muchísimo valor, y no hablamos solamente del dinero que se paga por ellos, si no que tienen un valor histórico importante.

Además, creemos que nadie debería perderse la oportunidad de adquirir un buen juego de manteleria antigua, por que pueden llegar a crear un ambiente nuevo, recreado, a la hora de cenar o de almorzar, o a la hora que simplemente vista la mesa. Los manteles antiguos son realmente uno de los mejores manteles que podemos llegar a adquirir en cuanto a manteleria y para las ocasiones especiales, nunca van a faltar, y siempre nos van a dejar muy bien parados como anfitriones. Ahora bien, muchos hablan de mantelería, como simplemente manteles, pero no son solamente telas que visten, son telas que visten a la mesa y que reflejan muchísimas cosas, una de ellas es la personalidad de cada uno. Al haber muchos tipos de manteles, podemos vernos reflejados cualquiera de los tipos que estamos mencionando. Esto se debe a que primero y principal, hay muchísimas telas en las cuales vamos a encontrar hechos a los manteles, y segundo por que estas telas van a variando, especialmente conforme pasan las épocas, y conforme pasan las modas de la época. Y proporcionalmente a lo que estamos mencionando también pasan los gustos de las personas, ya que nada es estático, todo siempre cambia con forme el tiempo, y los gustos es una de esas cosas, que siempre están variando.

manteleria-imagenesAhora bien, podemos y nos atrevemos a decir que hay un estilo de mantel para cada persona, por que realmente es increíble la variedad en las cuales podemos encontrar buena mantelería. Lo importante es esto que estamos mencionando ahora, encontrar la buena manteleria, la mantelería de buena calidad, manteleria que nos dure, en lo posible toda la vida.

Ese es tal vez el mayor y mas sacrificado de los trabajos en cuanto a la mantelería, encontrar calidad. La calidad de los manteles es muy pero muy fácil de determinar, tocando la tela. Ese es el mayor de los secretos para detectar la calidad. La tela de un buen mantel debe ser gruesa y suave, y a la hora de comprarlo, antes, debemos estirarlo con nuestros brazos. Esto lo debemos hacer en el caso de que sea una tela. Ahora bien, en el caso de que el mantel sea de plástico no podemos deliberar mucho, lo único que podemos atinar a fijarnos es el grosor del plástico, y gracias a ello vamos a poder determinar la calidad del mantel de plástico. En fin, si de manteleria se trata, lo mejor que podemos hacer como compradores es fijarnos bien en la calidad del producto, en este caso el mantel, que vamos a comprar, por que la calidad lo es todo, y si va ligado del precio mucho mejor para nosotros y especialmente mejor para nuestro bolsillo.