blanqueria logo top
 
     
 

Cubrecamas

Los cubrecamas son una parte muy importante de la cama. Estos nos permiten proteger las sábanas, cubrirnos durante la noche y a la vez decorar la habitación.

Por esta razón llevar a cabo una buena elección de cubrecamas es muy importante. Si vamos a elegir materiales naturales será importante que tengan una gran cantidad de hilos, debido a que de esta manera podremos contar con cubre camas suaves.

Los cubrecamas sintéticos por lo general no tienen la suavidad que proporciona el hilo natural, sino que mantienen una consistencia más dura. Uno de estos materiales sintéticos a los cuales nos referimos es al poliéster, muy utilizado en la confección de cubrecamas. De acuerdo a la época del año podemos tener diferentes opciones: obviamente que las temperaturas a medida que va pasando el año van variando, por lo cual los cubrecamas que utilizamos en pleno invierno pueden llegar a ser demasiado gruesos para el verano. A la hora de comprar cubrecamas es una buena idea tener en mente cuán gruesos necesitamos que estos sean. También debemos considerar que cuanto más grueso el cubrecamas, más pesado y más difícil de manipular. Más allá de las telas y texturas de los cubrecamas también es fundamental considerar sus colores.

cubrecamasLos colores que elijamos establecerán el tono del ambiente, por lo cual es importante prestarle atención a este factor. Por lo general los colores fuertes, como puede ser el rojo o el naranja están relacionados con el stress. Se considera que estos no ayudan a la relajación y al descanso. Para propiciar esto convienen los colores claros como el blanco o el crudo, los cuales además le dan una armonía perfecta a la habitación.

Sin embargo esto es solo un consejo y no impide la elección de colores fuertes para los cubrecamas. No olvidemos que solo la comodidad está aquí en juego, sino que la decoración mediante el cubrecamas es muy importante, por eso lo ideal es encontrar un balance entre lo cómodo y lo estético. También es importante que los cubrecamas sean lo más fácilmente lavables que se pueda. Por lo general estos son bastante pesados y difíciles de transportar. Por eso tendremos que tratar de encontrar telas más livianas y que puedan resistir un lavado casero, debido a que sino debamos recurrir probablemente al lavadero cada vez que intentemos lavar nuestros cubrecamas. En este sentido las telas sintéticas son fácilmente lavables. Este es uno de los beneficios de estos materiales.

Estilos y diseños de cubrecamas

Aunque a veces no sean tan suaves como las de hilo tejido nos dan la posibilidad de mantenerlas teniendo que invertir menos tiempo y dinero en las mismas, y el mantenimiento del cubrecama es importante. Algunos clientes no quieren comprar estos productos de origen sintético, debido a que por lo general estos se desgastan rápidamente, más rápido que los de hilo. Para afrontar este problema se ha desarrollado la tecnología anti-peeling en cubrecamas para poder evitar la formación de esas pequeñas bolitas que suelen desarrollar los cubrecamas sintéticos y que los hacen parecer viejos o descuidados. Para aquellos que buscan practicidad y la posibilidad de poderse transformar por medio del cobertor, existen aquellos sintéticos reversibles. Estos nos dan la posibilidad de utilizarlos de un lado o del otro indistintamente. Muchas veces tras un largo tiempo de tener siempre el mismo cubrecama comenzamos a aburrirnos del mismo. Por eso de esta manera tendremos la posibilidad de alternar cambiando de color y de forma en nuestro cubrecama. Los cubrecamas por lo general suelen venir en diferentes medidas para cubrir las necesidades de todas las camas.

cubrecamas-colchasEs importante asegurarnos de que el cubre cama cubra la totalidad del mueble, por eso es importante saber las medidas del mismo para poder calcular si es acorde a nuestras camas. Por lo general los más pequeños son de una plaza, o una plaza y media. Sus medidas son 180X260cm. Los de dos plazas cubren las medidas de una cama matrimonial común y tienen aproximadamente 230x260cm. Por último hay que considerar que hay camas más grandes que las de dos plazas. Estas son conocidas como camas king.

Hay que estar preparado para cubrir una cama como esta, por eso muchas se han tenido que realizar cubrecamas acordes a estas medidas. Para una cama king corresponde un cubre cama de aproximadamente 260x20cm. Como vemos existen muchos aspectos a considerar a la hora de llevar a cabo una compra como esta. Color, textura y tamaño son algunos de los aspectos donde convendrá detenernos para llevar a cabo una elección que se ajuste estilísticamente a nuestro ambiente, pero que nos proporcione también un producto de confort y calidad. De acuerdo a qué sea lo más importante para nosotros elegiremos alguna de las múltiples variedades ofrecidas en cubrecamas. Los sintéticos para quienes prefieren la practicidad en sus habitaciones, y los naturales para aquellos que valoren extremamente la comodidad y el estilo.