blanqueria logo top
 
     
 

Cortinas con presillas

Las cortinas, dan el toque final, en la decoración de cualquier ambiente de la casa, son el complemento ideal para filtrar la luz, crear privacidad, protegernos del calor. Son varios los factores que tenemos que tener en cuenta cuando colocamos cortinas con presillas en la casa, y no solamente el color de la tela, el diseño, la forma, el estilo, sino también la colocación y las presillas a las que la cortina es puesta. La pasamanería, constituye un arreglo muy elegante para la tela que elijamos con nuestras cortinas. El ribeteado puede ser generoso en colores y acabar en flecos, borlones, bolas, y las presillas, como los alza paños, todo este abanico de detalles hacen a la decoración final de una hermosa cortina, sea para el lugar que sea..

Las cortinas se pueden clasificar en cortinas para la cocina, el comedor, el baño, la sala, etcétera. Cuando hablamos de las cortinas de la cocina, las cortinas con presillas de cocina, tendrán que ser un material, que con el transcurso del tiempo, no se impregnen de grasa y otras suciedades a las que la cocina está expuesta, y podemos afirmar que en la cocina es mejor no colocar cortinas con presillas por los motivos antes mencionados.

cortinas-con-presillasLo ideal es colocar las cortinas directamente al barral, para evitar que se deterioren con el tiempo. Y esto es muy sencillo, se coloca la cortina con dobladillo, directamente a un barral chato de hierro pintado con PVC, y el frunce que forman es hasta más vistoso, que si las tuviera. Las cortinas con presillas para el baño, deben ser de materiales como el plástico, que no se deterioran con la humedad, no olvidemos que el baño es una zona en donde la humedad está presente todo el tiempo.

Los de goma, o los de PVC, que son materiales que soportan muy bien el agua, son los más recomendados, también tenemos que tener en cuenta que si es que van a ir agarradas a presión abrochen bien y no queden sueltas. Un detalle para saber, es que si la cortina es de colores neutros, podemos "jugarnos", con unas buenas presillas divertidas o que contrasten con la tela de la cortina, para alegrar el baño en este caso. Al decorar, podemos tener un hilo conductor, es decir elegir un tema, por ejemplo, en una sala, que tenga un estilo marino, y las presillas pueden ser por ejemplo, timones de barcos antiguos, o en una biblioteca que las presillas de las cortinas sean libros.

Cortinas con presillas simples

Hoy, en temas de decoración, el límite es nuestra imaginación, porque hay de todos y para todos, inclusive para los bolsillos "delgados". Podemos elegir cortinas con presillas de diversos materiales, pero los más recomendados son los que se ajustan a la habitación a las que será colocados, por ejemplo, las de madera para un dormitorio, son las ideales, ya que la madera puede hacer juego con los muebles del mismo, cama, cómoda, armario, no olvidemos que las cortinas con presillas en madera se deslizan perfectamente en cualquier barral, y que además podemos teñirlas al color que necesitemos. Podemos comprar las cortinas con las presillas ya incluidas o comprarlas aparte, sueltas en cualquier mercería, en ella elegiremos las que mejor calcen para cada ocasión. Las presillas de metal, son ideales para salones de estilo antiguo, con los barrales de hierro, pueden éstas tener la forma de argolla, o de algún motivo alusivo a la ambientación. Las cortinas con presillas infantiles al igual que los tiradores de las cómodas, pueden tener motivos de personajes de cuentos, como sirenitas, hadas, brujas, o para los nenes, de autos, de animales, o de personajes de historietas.

cortinas-con-presillas-modelosPodemos elegir para los más chiquitos las que tienen iluminación, es decir que quedan encendidas por tratarse de materiales fluorescentes. Para las cortinas con presillas de los cuarto juveniles, pensaremos en algo más sobrio, sobre todo si se trata de niños mayores, como los adolescentes, ya que suelen no agradarles demasiado recargar el ambiente.

Si estos cuartos tienen estilo rústico, las presillas pueden ser de tela igual que las cortinas, con adornos de botones o soles, o lo que nos agrade, no olvidemos también de las agarraderas de las cortinas que tienen que hacer juego. Antes de comprar las cortinas con presillas debemos ver lo que el mercado nos ofrece, Internet es una cómoda forma de enterarnos de las nuevas tendencias, y las revistas de decoración tienen lo propio. En las grandes mercerías, podemos encontrar de todo lo referente a las presillas y los alza paños, que estén de acuerdo con la decoración de la habitación, hoy hay de resina, que es una especie de plástico de poliéster reforzado, que son perfectos para el baño en motivos de mar, como hipocampos, o con formas de ranas para los baños de niños. Tenemos que saber antes de salir a comprarlos la cantidad de presillas que necesitamos, y siempre adquirir dos o tres de más por si se pierden o rompen.