blanqueria logo top
 
     
 

Relleno para almohadas

El relleno es una de las partes más importantes de la almohada debido a que será aquello que le conferirá su estructura. De acuerdo al relleno para almohadas que utilicemos obtendremos una almohada más dura o más blanda. Pero, entonces, ¿qué es lo ideal? ¿Que la almohada sea dura o blanda.

La idea es buscar un relleno que nos de la posibilidad de obtener un término medio. Necesitamos algo que nos brinde un buen soporte y contención, pero que no sea tan rígido como para hacernos doler la espalda y el cuello. Hoy en día la tecnología utilizada para armar el relleno de las almohadas se ha diversificado. Siempre buscando mayor adaptación, soporte y comodidad se ha desarrollado relleno para almohadas cada vez más avanzado. La espuma viscoelástica es un buen ejemplo de esto. Este es un producto antialérgico y antibacteriano de estructura abierta. Esto nos da la posibilidad de que el aire fluya, de que la almohada "respire". El flujo de aire reduce la humedad, regula la temperatura y nos permite una almohada casi ideal.

Esta almohada a su vez se adapta a nuestro cuello de manera perfecta Otra variedad de espuma viscoelástica, la S.A.F (Shock Absorving Foam), cuenta con un sistema que interactúa con la temperatura y el peso corporal adaptándose de manera perfecta al contorno anatómico. Este sistema térmico hace que podamos evitar las zonas de presión y que se cree una sensación de ingradivez: utilizando este relleno para almohadas sentimos como si la cabeza no pesara. Un relleno también muy elegido, pero esta vez de origen natural es el látex.

relleno-para-almohadasCuando se utiliza relleno para almohadas de látex se suelen obtener resultados y efectos parecidos a los que se obtienen cuando utilizamos relleno viscoelástico: sensación de ingravidez, adaptación casi perfecta al cuello, y memoria. Sí, las almohadas de látex también suelen recuperar su forma original una vez que levantamos la cabeza de las mismas. Uno de los beneficios que el relleno para almohadas de látex tiene por sobre relleno viscoelástico es que las almohadas de látex brindan una real sensación de suavidad. Esta es una opinión compartida por la mayoría de los que tuvieron la posibilidad de utilizar almohada de látex. Realmente esta es una almohada suave y con excelente adaptación. Sin embargo la viscoelástica tiene la ventaja de que está hecha de un material que respira muchísimo y no nos dará calor en ningún momento. En cambio la de látex puede llegar a resultar calurosa, en especial durante el verano. Cuando el relleno de la almohada hace que esta sea calurosa, una buena estrategia es utilizar fundas de algodón natural.

Los diferentes tipos de relleno para almohadas

Muchas veces se utilizan fundas que son mezcla con poliéster, sin embargo el poliéster es un material bastante caluroso. Este se suele utilizar porque hace que la funda se seque más rápido luego del lavado, sin embargo cuando utilizamos relleno para almohadas de látex las fundas 100% de algodón pueden ser una muy buena opción. Sin embargo el relleno para almohadas más utilizado sigue siendo hoy en día el poliuretano.

Este nos permite almohadas lavables y bastante cómodas, además de un precio muy bueno. Debido a que la oferta que hay de estas almohadas es mayor, y que la materia prima que se utiliza para el relleno es más económica, sus precios son por lo general más baratos. Por esta razón en las casas donde hay muchas personas se suele optar por el relleno para almohadas de poliuretano. Estas almohadas por lo general llevan fundas de 50% algodón y 50% poliéster. Esta mezcla nos da un lavado rápido que nos permite restituir las fundas fácilmente a la almohada. Aunque los que utilizan almohadas con un relleno viscoelástico o de látex pueden considerar que las almohadas tradicionales de poliuretano no dan el suficiente soporte, estas funcionan para muchísimas personas que las encuentran cómodas y prácticas.

relleno-para-almohadas-clasicasOtra opción en relleno para almohadas es la pluma. La pluma suele ser de pato o de ganso, debido a que estas dos son las más comercializadas. Luego de la extracción de la pluma del animal, esta es esterilizada para llevarla a condiciones higiénicas óptimas. Una vez terminado este proceso la pluma se utiliza para el relleno. Una de las ventajas de la pluma es su excelente adaptación a la cabeza. Una vez que apoyamos nuestra cabeza sobre una almohada rellenada de pluma no podremos quitarla. Sin embargo la diferencia entre esta almohada y la de espuma viscoelástica es que la almohada de plumas no tiene memoria. ¿Qué quiere decir esto? Que la almohada no recuperará su forma original cuando levantemos la cabeza de la misma sino que habrá que moverla para que esta vuelva a tomar forma. Más allá de esto, el relleno para almohadas de pluma será una excelente opción debido a que estas almohadas suelen durar bastante si reciben los cuidados adecuados. Además es difícil que comiencen a perder cuerpo. Cuando lo hacen lo único que necesitamos hacer es ponerlas en la secadora durante 2 minutos para que las plumas vuelvan a tomar vitalidad. Como vemos existe una forma de "revivir" nuestras almohadas de pluma, aun cuando parecen no tener más vida útil. Este es un gran beneficio de este material.