blanqueria logo top
 
     
 

Comprar almohadas

Las almohadas son elementos infaltables en todas y cada una de las casas. Sin embargo muchas veces no nos tomamos el tiempo necesario para pensar antes de tomar la decisión de comprarlas.

Al comprar sin pensar las primeras almohadas que encontramos, muchas veces nos enfrentamos luego con las consecuencias a nivel de salud, lo que hace que tengamos que replantearnos qué almohadas compramos.

El proceso de comprar almohadas no es realmente algo fácil. Hay muchos aspectos a tener en cuenta a la hora de realizar la compra. Una de las cosas más importantes a la hora de comprar almohadas es hacerlo personalmente. Es necesario probar la almohada nosotros mismos, debido que la foto difícilmente nos podrá decir si la almohada es realmente cómoda. Además la comodidad es un concepto subjetivo y lo que resulta cómodo para algunos puede no serlo para otros. En un punto es verdad el hecho de que hay una almohada para cada uno, y esto solo podremos descubrirlo probándola nosotros mismos. Por lo general lo ideal al comprar almohadas es que estas tengan cuerpo pero que a la vez no sean muy dura. Su relleno debe ir cediendo lentamente de manera que estas puedan adaptarse al contorno de la nuca de manera paulatina.

comprar-almohadasAlgunos a la hora de comprar almohadas suelen decidirse por las de espuma sólida por su buen soporte, sin embargo deben tener en cuenta que estas comienzan a perder su esponjosidad luego de un tiempo, por lo cual es probable que tengamos que reemplazarlas antes de lo previsto. Existen otros clientes que se deciden por almohadas completamente blandas, de manera de que estas se adapten completamente a la forma de la cabeza cuando la apoyamos.

Esta no es la mejor decisión debido a que podemos llegar a provocar un estiramiento innecesario de los músculos del cuello, o llegar a comprimir ciertos vasos sanguíneos por la presión de la cabeza sobre la almohada. La consecuencia directa de esto es que tendremos un dolor de cabeza bastante importante y un malestar durante el día que podrá interferir en el desarrollo de nuestras actividades normales. También es importante poder tolerar el período de adaptación tras comprar almohadas. La almohada es un producto que genera bastante acostumbramiento, por lo cual es difícil deshacerse de la vieja almohada para pasar a una nueva, aunque esto signifique un avance para ganar salud. Debido a esto es importante tener la suficiente paciencia con las almohadas nuevas para poder realizar el cambio de manera paulatina.

Algunos consejos para comprar almohadas

Sin embargo si observamos que ya luego de muchos días de intentarlo no logramos acostumbrarnos a nuestra almohada nueva quizá habrá que dejarla. Puede que nos hayamos equivocado y hecho una mala elección. Si estamos buscando comprar almohadas para relajarnos en la cama será importante tener en cuenta las almohadas terapéuticas de descanso. Estas están hechas especialmente para aquellos que desarrollan sus actividades en la cama, que estudian leen o miran televisión aquí. Muchas veces si no estamos correctamente equipados para esto provocaremos contracturas en varias partes de la columna lo que nos traerá molestos dolores. Por esta razón es importante buscar almohadas que nos den un buen soporte al estar medio sentados en la cama. Comprar almohadas triangulares puede ser una buena opción, por ejemplo, para aquellos que deciden mirar televisión en al cama. Muchas veces las almohadas utilizadas para dormir resultan muy bajas para esto, y al no poder ver el televisor concretamente lo que ocurre es que comenzamos a hacer fuerza con el cuello.

comprar-almohadas-variasLa almohada triangular en cambio nos pone en una posición donde no tenemos ninguna necesidad de hacer fuerza y podemos tranquilamente disfrutar de la tv desde nuestra cama en una posición que no daña la espalda. Para aquellos que sufren alergias es importante tomar recaudos de otra índole al comprar almohadas. Es importante asegurarse que las mismas sean hipoalergénicas. Algunas de las almohadas hipoalergénicas más famosas son las antiácaros. Estas almohadas tienen un antibactericidas contra ácaro y hongos. Los ácaros responsables de muchísimas alergias y suelen vivir en las almohadas y edredones, por lo cual los alérgicos deben tener en cuenta el hecho de comprar almohadas con una buena protección contra estos factores.

Aquellos con dolencias específicas en la columna, como por ejemplo afección a nivel cervical, dorsal, o lumbar pueden beneficiarse de comprar almohadas terapéuticas para estas zona. De estas la más conocida es la almohada cervical. Esta almohada con forma de medialuna sostiene el cuello en una posición acorde al resto de la columna vertebral y ayuda a evitar la compresión de vértebras a nivel cervical. Esta es una excelente manera de lidiar con los dolores y molestos mareos provocados por esta afección. Así como se pueden comprar almohadas cervicales también existen aquellas para ayudar en la parte dorsal y lumbar las cuales también son muy vendidas y dan excelentes resultados al lidiar con el dolor. Esta es otra solución en almohadas que nos puede resultar útil si sufrimos de alguna de estas afecciones.