blanqueria logo top
 
     
 

Almohadas de viaje

Para muchos el viajar es uno de los grandes placeres de la vida. Cuando tenemos un viaje programado generalmente no vemos la hora de salir hacia nuestro destino. Sin embargo cuando esa hora llega, muchas veces, según el medio de transporte en el que viajemos, desearíamos directamente teletransportarnos a nuestro destino.

Muchas veces la clase turista de los aviones y algunos tipos de micros no nos dan el suficiente espacio para poder viajar cómodos y relajados: cuando no tenemos el problema en los apoyapies lo tenemos en los apoyabrazos y cuando no es así ocurre una de las cosas más típicas que es que estemos incómodos a la altura de la cabeza. Esto ocurre especialmente cuando el respaldo no se reclina y nos vemos forzados a descansar en una posición casi totalmente erguida. Aquí es cuando podemos beneficiarnos de una almohada de viaje. Las almohadas para viaje son pequeñas, plegables y lo más importante, muy adaptables a nuestro cuello.

almohadas-de-viajeEl propósito de estas almohadas es podernos dar el sostén y la comodidad necesarias al apoya la cabeza sobre el asiento, favoreciendo el descanso durante el viaje y el hecho de que este se haga más ameno. ¿De qué materiales están hechas las almohadas de viaje? Existen muchos tipos: no todas son iguales. La almohada que elegiremos dependerá de qué estemos buscando en la almohada. Por lo general para los que buscando poder hacerla casi invisible e inexistente cuando no la utilizan recomendamos las almohadas de viaje inflables. De una manera muy fácil y rápida estas se podrán inflar al ser necesitadas, y desinfladas para guardarlas. Esta por lo general se guardan dobladas como si fuesen una prenda de ropa y ocupan muy poco lugar en el bolso de mano. Muchos se preguntan, ¿se sentirán las almohadas de viaje muy plásticas?.

Por lo general no es así, debido a que por encima del plástico la almohada suele venir recubierta con una capa de felpa o algún material suave y amigable al contacto con la piel, de manera de imitar lo mejor posible una almohada de cama tradicional. Con respecto a la sensación que sentiremos a través de estas almohadas podremos decir que esta no será exactamente igual que la que nos dan las almohadas rellena. Obviamente existe una diferencia entre una rellena con aire y otra con fibras, sin embargo quienes eligen las almohadas infladas con aire priorizan en su elección la practicidad.

Los materiales de las almohadas de viaje

Muchos se preguntan si las almohadas de viaje inflables pueden pincharse. ¿Por lo general si estas no son expuestas a una superficie muy nociva no tendrían por qué pincharse. Si se les da un uso normal, su superficie tendría que ser lo bastante gruesa para no tener filtraciones. Por eso el uso y el cuidado de estas almohadas de viaje será definitorio en este aspecto. Existen también otro tipo de almohadas de viaje que no deben inflarse debido a quienes rellena con fibras. De hecho muchísimas personas utilizan las almohadas cervicales para sus viajes, las cuales proporcionan un excelente soporte a nivel de cuello. Debido a su forma de medialuna estas son fácilmente plegables en dos, sin embargo, al armar nuestro bolso de mano, tendremos que poder contemplar el hecho de que necesitaremos un lugar para guardar estas almohadas.

almohadas-de-viaje-modelosMuchas de las fábricas y locales que venden almohadas de viaje por lo general venden productos que ayudan a complementarlas. Aunque una almohada de viaje nos proporcione cierto confort, existen ciertos accesorios a las mismas que pueden ayudarnos a mejorar la calidad del viaje. Algunos de ellos son: las anteojeras o antifaces, los tapones y los zapatos de viajes. Las anteojeras cumplen una función realmente fundamental que es el hecho de bloquear la luz. Muchas veces en micros o aviones la oscuridad no es completa y esto nos molesta al momento de tener que descansar. Los tapones, en este caso, ayudan a bloquear los ruidos, ya sea del motor o ruidos que puedan estar haciendo otros pasajeros y que puedan impedir nuestro reposo. El calzado de viaje, aunque no muy habitual es una buena opción para relajarnos. Muchas veces si viajamos por negocios, no tengamos la posibilidad de llevar un calzado lo suficientemente cómodo como para poder relajar los pies y mejorar la circulación sanguínea en todo el cuerpo.

Relajarnos desde los pies nos ayudará a aflojar todo nuestro cuerpo, por lo cual el calzado de viaje (como si fuera un par de pantuflas) nos ayudará a reducir la tensión. Los elementos mencionados anteriormente pueden ser útiles para complementar nuestras almohadas de viaje vayamos donde vayamos: la almohada sola nos garantiza una buena postura para el cuello, los otros elementos aumentan la posibilidad de poder conciliar el sueño durante el viaje. Cada cosa tiene un propósito diferente para hacer el recorrido un poco más placentero y disfrutable.