blanqueria logo top
 
     
 

Almohadas termicas

Las almohadas termicas son una forma excelente de lidiar con dolores y molestias en diferentes partes del cuerpo. Su novedosa tecnología nos permite aplicar tanto frío como calor en distintas áreas donde podamos sentir molestias.

Las almohadas termicas se utilizan de manera muy habitual para dar calor en la columna. Muchos que sufren molestias a la altura de las cervicales o también a nivel lumbar encuentran confort en las almohadas termicas de manera de poder aliviar significativamente sus síntomas. Hay que tener especial cuidado al exponer nuestras almohadas al frío o al calor, debido que no todas están preparadas para ser calentadas o enfriadas.

Tenemos que asegurarnos de que la almohada que utilizamos con estos propósitos sea realmente térmica, por eso es importante asesorarnos sobre el producto que vamos a comprar. En relación a la aplicación de frío muchas almohadas termicas se utilizan para aliviar el dolor por golpes o hinchazón. Muchas veces la hinchazón queda totalmente relacionada con los golpes, sin embargo muchas personas sufren de hinchazón a la altura de las piernas, sin que esta esté relacionada con golpes. Aquí el frío proporcionado por la almohadilla térmica puede ser una buena forma de combatir este problema. Por lo general los síntomas de malestar en las piernas por hinchazón disminuyen considerablemente luego de aplicar frío.

almohadas-termicasOtros de los usuarios regulares de almohadas termicas aparte de los lesionados por torceduras y aquellas que sufren de dolores crónicos son aquellos que practican deporte. Obviamente no hace falta tener una lesión para aplicar este tipo de almohadas. Muchas veces tras hacer deporte, en especial en invierno, los músculos pueden verse un poco resentidos.

En este caso, las almohadas térmicas pueden ser una buena forma de aplicar calor de una manera segura y ayudar al músculo a descontracturarse y reestablecer su tono normal. Incluso existen aquellos que utilizan estas almohadas exclusivamente por placer. Es bastante utilizar estas almohadas al momento de dormir, en especial en invierno, para calentar la cama. Muchas personas detestan la sensación de frío cuando se meten en la cama, por eso deciden calentarla previamente con una almohada térmica. Estas se utilizan a manera de reemplazo de las antiguas bolsas de agua caliente. Las almohadas en este caso, son un elemento que produce el mismo efecto pero de manera mucho más seguro. Pero, ¿cómo es que funcionan estas almohadas termicas? .

El uso de almohadas termicas como terapia natural

Muchas de ellas tienen un relleno con un gel que se activa rápidamente a frío o a calor y que recupera luego de un tiempo su temperatura natural. Una de las ventajas de estas almohadas térmicas es que son completamente seguras al enfriarlas y en especial al calentarlas. Además, otro beneficio que nos dan es que tienen un tamaño lo suficientemente pequeño como para no presentar ningún tipo de dificultad al ser trasladadas. Podemos llevarlas con nosotros a done gustemos, por ejemplo si nos vamos de viaje. En ciertas almohadas termicas las propiedades del frío y el calor son mezcladas con otras propiedades aromáticas de fragancias como por ejemplo la lavanda que nos ayudan a relajar nuestra mente más allá de relajar nuestro cuerpo. Esta puede ser una buena forma de complementar la terapia térmica y ayudarnos a lograr un nivel de relajación más profundo e integral. Con respecto a la disponibilidad de las almohadas termicas tendremos que decir que habrá que saber donde buscar para encontrarlas.

almohadas-termicas-inviernoEstas generalmente no están tan disponibles como las almohadas comunes, que pueden ser encontradas en el supermercado. Muchas veces tendremos que averiguar un poco más para encontrarlas. Uno de los mejores lugares para comprar las almohadas térmicas son las ortopedias. Debido a que las almohadas se utilizan para tratar diferentes dolencias, estas se suelen vender en locales especializados como las ortopedias. Si estamos pensando en comprar almohadas termicas para aliviar nuestros dolores en la espalda será importante antes consultar con nuestro médico para saber si es recomendable aplicar calor en el área dolorida. Si compramos la almohada para aplicar frío a golpes probablemente no necesitemos consultarlo con el médico, pero si si vamos a aplicar calor sobre dolencias específicas. En relación a los precios, estos varían de acuerdo al tipo de almohada que llevemos, sin embargo no existe una diferencia significativa entre las diferentes marcas.

Lo que si es verdad que estas almohadas tienen precios en el rango de otras almohadas con fines curativos y ortopédicos como las almohadas cervicales o las lumbares. Sin embargo esto no quiere decir que este tipo de almohadas termicas sean inaccesibles. Solo quiere decir que tendremos que comparar precio con calidad antes de realizar la compra y que tendremos que poner un poco más de esfuerzo en el hecho de elegir este tipo de almohadas. Sin embargo más allá del precio un poco más elevado que las almohadas tradicionales, estas almohadas resulten muchísimos problemas y molestias utilizando tanto frío como calor de manera alternada y polivalente.