blanqueria logo top
 
     
 

Almohadas de plumas

Las almohadas de plumas no son un invento reciente. Cuando no existían las almohadas con avanzadas tecnologías que se conocen hoy en día, eran las almohadas de plumas las que nos garantizaban confort al dormir. Hoy en día, algunos no se pueden desapegar de las mismas y siguen sosteniendo que son las más cómodas para dormir. ¿De qué animal suelen provenir las plumas?. Por lo general las almohadas de plumas se confeccionan utilizando plumas de ganso. La acumulación de las mismas genera una superficie realmente cómoda, una almohada más bien blanda y adaptable casi de manera completa al cuello. Muchas de las almohadas de plumas fabricadas hoy en día consisten en plumas naturales, sin embargo algunas están diseñadas con plumas sintéticas.

Estas son diseñadas con el fin de imitar todas las características de la pluma natural. Sin embargo, si esto es así, por qué se recurre a las plumas sintéticas? Las almohadas de plumas tienen algunos inconvenientes.

almohadas-de-plumasEl primero y más frecuente son las alergias. Aquellas personas alérgicas a las plumas, lo cual no es algo del todo fuera de lo común no tolerarán tenerla prácticamente a la altura de la nariz durante el sueño. En realidad, cuando hablamos de alergia a las plumas, estamos haciendo uso de la palabra que no es del todo correcto a fines explicativos. Para ser precisos habría que decir que muchas personas son alérgicas al polvo, las esporas y los aceites que las plumas naturales tienen. Por esta razón la pluma sintética puede ser una opción para tener una almohada cómoda, y con una fibra que buena memoria.

La memoria en una almohada es la capacidad para reestablecer su forma original, aquella que la almohada tenía antes de que apoyáramos la cabeza. A su vez otra beneficio de las almohadas de plumas sintéticas será su precio. Este por lo general está bastante por debajo del precio de las naturales, por eso también puede ser una solución para aquellos que tienen un presupuesto acotado. Por lo general, cuando es cuestión de comprar una o dos almohadas, esto puede no ser un problema. El problema puede surgir cuando, por ejemplo, hay que abastecer una casa donde viven seis personas con almohadas. Aquí habrá que cuidar más nuestro presupuesto.

Cuidados para las almohadas de plumas

Sin embargo más allá de que las almohadas de plumas tienen algunos beneficios, la sensación al tacto no puede comparar con la sensación envolvente que nos dan las almohadas de plumas naturales. Si hubiera que citar algún inconveniente con estas plumas, el único que podrían recalcar es que dan realmente calor. Estas tienen un poder aislante realmente magnífico que hace que puedan resultar un poco sofocantes en verano. Una pregunta, también relevante, que muchos se hacen es: ¿son higiénicas las almohadas de plumas?: Muchas personas asocian que como las plumas provienen de un animal, tendrían por alguna razón que estar contaminadas, o no cumplir con los parámetros de salubridad para la fabricación de productos de cama, entre ellos almohadas. Esta creencia en parte cierta. Las plumas recién extraídas del ave no son higiénicas debido a que estas poseen parásitos, polvo y aceite que pueden resultar bastante nocivos para la salud. Por esto antes de ser utilizadas para la confección de almohadas, las plumas deben pasar por un proceso que garantice su salubridad. Se supone que si estamos comprando almohadas de plumas de una compañía seria esto será así, sin embargo, algunos comerciantes no se toman el trabajo de realizar este proceso para abaratar costos, lo que luego puede traerle problemas de salud, como alergias, a los usuarios.

almohadas-de-plumas-blancasPor eso es importante corroborar que el lugar donde estemos comprando almohadas de pluma tenga producto de buena calidad y que las plumas hayan estado correctamente trabajadas antes de llegar a formar parte de la almohada. En relación a los precios, las almohadas de plumas son como cualquier otro producto de origen exclusivamente natural: tienen un precio un poco más elevado que las almohadas sintéticas.

Sin embargo, con la existencia de todas las nuevas almohadas que utilizan tecnología de memoria, o las almohadas viscoelásticas, los precios de las almohadas de plumas ya no son tan elevados, y son accesibles en relación a estos nuevos productos. Por más que las almohadas de plumas pueden tener un costo un poco más elevado que las de poliéster, si las cuidamos bien estas pueden tener una duración hasta tres veces mayor que las sintéticas. Las almohadas de rellenos sintéticos deben ser reemplazadas cada año o dos años aproximadamente, por lo cual las de plumas nos pueden llegara durar más de un lustro. Una opción para revivir un poco nuestra almohada de plumas cuando vemos que esta ha perdido ciertamente su volumen original es meterla en el secarropas a baja temperatura por un rato. Esto hará que recobre su volumen inicial y luzca como nueva.