blanqueria logo top
 
     
 

Almohadas infantiles

Por lo general al comprar almohadas infantiles, más allá de los aspectos que se tienen en cuenta de la almohada como se hace cuando compramos para adultos, se tiene también en cuenta de manera prevalente el diseño de la almohada.

Aquí la almohada se vuelve mucho más que solamente un lugar donde obtener buen apoyo para la cabeza durante la noche: muchas veces la almohada se convierte en un juguete y un adorno. Muchas veces las almohadas infantiles con fundas blancas tradicionales resultan un poco vacías. Un niño necesitará más accesorios, colores: en conclusión una almohada con más vida. Una opción para decorar fundas blancas de almohadas es incorporarles apliques en fieltro. Por lo general los apliques pueden ser de cualquier color. Con respecto a la forma no hace falta que pensemos en un diseño muy innovador para armar algo que quede bonito.

Podremos comenzar, por ejemplo, con una luna en un costado y evaluar cómo queda antes de continuar con nuestro diseño. Probablemente a medida que vayamos haciendo diseños nos iremos animando más y estos comenzarán a salir mejor día a día. Para aquellos que no se animan a realizar los diseños a mano alzada en muchas mercerías se venden moldes. Estos se aplican sobre la tela, marcándose con un lápiz o lapicera. Después esta forma es recortada. Así nos aseguramos que los bordes queden parejos y la forma en cuestión impecable.

almohadas-infantilesEsta forma casera de realizar almohadas infantiles puede transformar aburridas fundas en mágicos diseños. Por lo general el blanco es una buena base sobre la cual trabajar para que se luzca una amplia gama de colores. A la hora de cocer los apliques en fieltro habrá que asegurarse de que las costuras queden firmes. Sino correremos el riesgo de que los apliques comiencen a salirse pronto. Hay que recordar que el manipuleo de la almohada es constante, por lo cual las costuras tendrán que estar lo suficientemente firmes como para tolerar este movimiento.

Una opción para renovar almohadas y convertirlas en almohadas infantiles es crear nuestras propias fundas. De esta manera podremos comprar telas con los personajes favoritos de la tv o del cine de nuestros hijos, y darles coloridas almohadas de las cuales probablemente luego no quieran desprenderse. Aquí la labor será más de corte y confección que de diseño. El primer paso en el diseño de fundas de almohadas infantiles será elegir junto a nuestro hijo la tela de la funda. Para los niños siempre triunfarán los animales, superhéroes o autos, mientras que para las niñas los patrones floreados, los colores pasteles y las muñecas.

Almohadas infantiles y peluches

Al elegir la tela también habrá que tener en cuenta la dimensión de la almohada. Para esto habrá que medirla antes de acudir a comprar la tela, de manera de saber cuanto comprar. Será importante no comprar ni demasiado ni muy poco: no tanto como para tener que guardar tela y no tan poco como para no tener para los bordes y las costuras. Para la confección de las fundas de almohadas infantiles necesitaremos elementos específicos como aguja, hilo y una máquina de coser. La realización de las costuras a mano por lo general se evita debido a que es un proceso muy largo, y finaliza generalmente en una mala terminación de las fundas. Lo que se busca a la hora de la confección es que luego la funda se adapta lo mejor posible a la almohada, por lo cual tendremos que lograr la funda más pareja que podamos.

almohadas-infantiles-divertidasCon respecto a cómo cerrar la funda una vez que las almohadas infantiles están adentro podemos decir que existen dos posibilidades más comunes: cierre o botones. Por lo general el cierre se utiliza cuando buscamos que la funda quede lo más pegada posible a la almohada, mientras que con los botones muchas veces la funda queda más holgada. El cierre nos ayuda a quitar las fundas muy rápida y prácticamente a la hora de ser lavadas, lo cual para las almohadas infantiles es algo que funciona perfecto. En cambio, en el caso de los botones tardaremos un poco más en quitar la almohada de la funda. Sin embargo hay que decir que de las dos la solución de los botones es una de las más innovadoras y creativas. Los botones pueden ser todos del mismo color o una combinación en múltiples colores, según la cantidad de botones que se utilicen para cerrar la funda.

Algunos niños prefieren diseños más tradicionales. Muchas veces lo que s puede hacer es combinar dos telas de diferente color para crear almohadas infantiles, o también buscar una tela rayada. Con un lindo patrón pero sin dibujos. Esto dependerá exclusivamente del gusto del niño. Muchas veces se toman los colores básicos que se repiten como patrón en la habitación y se reproducen en las almohadas lo cual le da toda una congruencia a la habitación. Algo importante a la hora de armar almohadas infantiles es tener en cuenta los colores del cubrecamas y de las sábanas de modo de que cuando la cama esté abierta, el cubrecamas, las sábanas y la almohada combinen.