blanqueria logo top
 
     
 

Almohadas cervicales

Las almohadas cervicales se utilizan durante el día y sirven para darle mayor estabilidad a nuestro cuello. Ellas nos permiten mantener una posición de las cervicales siguiendo la línea de la columna y fomentando una buena postura.

Las almohadas cervicales son por lo general recomendadas por kinesiólogos y médicos para aquellas personas que sufren de dolencias crónicas de cuello y también de mareos. Una buena almohada cervical puede ayudar a lidiar con estos síntomas.

Más allá de que las personas con dificultades en la columna a nivel del cuello deban utilizar estas almohadas, su uso no se restringe solamente a este público. Los demás también tenemos que sostener nuestras cabezas durante todo el día y solemos adoptar malas posturas para nuestro cuello, por lo que las almohadas cervicales puede ser una muy buena opción. Estas ayudan a disminuir la compresión de las vértebras, restaurando una postura sana para nuestra columna de manera integral, lo cual hace que los dolores agudos que se pueden dan en esta área disminuyan. El diseño de las almohadas cervicales está pensando de forma que las mismas rodeen casi integralmente la cabeza. Están suelen tener una forma de medialuna proporcionando un buen soporte alrededor del cuello y trabando en los costados. almohadas-cervicales

Los materiales que hoy en día se utilizan para confeccionar almohadas cervicales nos permiten doblarla de manera cómoda para su traslado. Además la forma de medialuna por lo general favorece el hecho de poder doblarla a la mitad, por lo que no tendremos ningún problema si la queremos utilizar fuera de casa. La utilización y el traslado de las almohadas cervicales es realmente algo muy común. Muchas personas las utilizan en los viajes de larga distancia. Muchas veces tolerar un viaje de larga distancia en un asiento de avión pequeño o un asiento de micro comprimido pueden hacer que realmente suframos el recorrido.

La falta de un sostén a nivel de la cabeza es algo muy molesto, en especial cuando nos decidimos a dormir un rato. Si en esta ocasión llevamos con nosotros nuestra propia almohada existirá la posibilidad de poder conciliar el sueño al menos un rato. Esta estabilizará nuestra cabeza al momento de dormir, haciendo que esta no caiga hacia ninguno de los dos lados de nuestro cuerpo y que nuestra columna se mantenga en posición. Muchas veces es común terminar dolorido después de un viaje largo en micro y en avión.

¿Nos ayudan las almohadas cervicales?

Si viajamos por trabajo esto puede ser un problema, debido a que será bastante difícil iniciar nuestras actividades tras no haber podido descansar correctamente, por eso en estas ocasiones las almohadas cervicales pueden ser una alternativa. Con respecto a los autos, es raro que un conductor utilice una almohada cervical. Esto se debe a que utilizarla podría disminuir bastante los movimientos de la cabeza y afectar así un poco el ángulo de visión del conductor y su capacidad de movimiento y reacción. Sin embargo esto no quiere decir que los otros pasajeros no puedan utilizar almohadas cervicales. Si el acompañante utiliza una almohada cervical, deberá estar a su vez atento, debido a que es importante que pueda prestar atención a la par del copiloto. Aquellos que van atrás también pueden utilizar una almohada cervical en el auto, e incluso intentar dormir un poco con ella. En el hogar las almohadas cervicales también son muy utilizadas. Podemos utilizarlas cuando vemos televisión, cuando leemos o también para estudiar. Las posiciones que la gente toma para el estudio pueden resultar realmente perjudiciales para el cuello, debido a que muchas veces se terminan inclinando de manera de generar un estiramiento innecesario del mismo.

almohadas-cervicales-modelosEsto traerá dolor y malestar, por lo cual conviene regular los apuntes o libros a una altura e inclinación, de manera que no debamos colocar nuestro cuello en una posición muy forzada. La utilización de almohadas cervicales para el estudio será una alternativa para apuntalar nuestro cuello en el momento donde comenzamos a olvidarnos de el a fin de aliviar el dolor y mejorar la postura. Con respecto a la duración de la almohada, si esta es de buena calidad durará varios años.

En el momento en que notemos que la almohada ya no conserva su firmeza y se desarma, posiblemente ya sea la hora de cambiarla, debido a que lo más importante en las almohadas cervicales es que nos puedan proporcionar un buen sostén para el cuello. Por lo general no hay problema con lavarla siempre y cuando se lo haga con agua fría. Aunque meterla en el lavarropas no suele traer problemas si desconfiamos de este método podemos lavarla sola con agua fría en un balde. Como vemos las almohadas cervicales no son para un solo tipo de persona: son para los que tienen dolencias graves como para los que adoptan malas posturas, para los que deciden utilizarlas dentro de la casa como para los que deciden llevarlas consigo a todos lados. Realmente estas almohadas cubren una gama amplia de usuarios con necesidades realmente diferentes.