blanqueria logo top
 
     
 

Almohada para cuello

El cuello es una parte fundamental del cuerpo. Mucha gente suele descuidar esta área en muchos sentidos: malas posturas en el trabajo o en el estudio, almohadas inadecuadas, carga de grandes cantidades de peso en la espalda, etc.

Finalmente, al no cuidar nuestro cuello las consecuencias aparecen rápidamente: fuerte dolor a nivel de las cervicales, y lo que es peor sensación constante de mareo, y hasta náuseas. Quien haya sufrido de dolor en esta zona conocerá cuán desagradables son los síntomas, y podrán recomendar a quienes todavía no lo hacen correctamente, que realmente comiencen a cuidar su cuello.

Una almohada para cuello puede ser la forma de comenzar a cuidarse. El cuello es una parte vital del cuerpo y cumple una función importantísima: sostener la cabeza. La cabeza, a su vez, es una de las partes más pesadas del cuerpo, por lo cual el cuello hace un gran trabajo de sostén. A veces, cuando el cuello no tiene una buena posición comienzan a darse anormalidades a nivel de los huesos, ligamentos, músculos y tejidos que componen el cuello. Aquí es donde una almohada para cuello puede entrar en acción.

almohada-para-cuelloLas almohadas para cuello funcionan como un soporte para ayudar al mismo a encontrar la mejor posición posible. Estas están diseñadas con fibras realmente modernas. Por ejemplo, hay algunas almohadas para cuello diseñadas con espuma de memoria ideal para lidiar con estas dolencias. ¿Qué es esto? La espuma de memoria es una espuma exclusivamente diseñada para ayudar al cuello a recobrar una posición sana en la que el mismo esté en armonía con el resto de la espalda. Obviamente, no podremos depender en un 100% de la almohada para cuello las veinticuatro horas del día.

Sin embargo durante el tiempo que la utilicemos el cuello descansará, la compresión de las vértebras si es que la hay, se hará menor ante una buena postura y además la sangre circulará mejor impidiendo que se generen más contracturas de las que puede haber hasta ese momento. Por lo general si vamos a usar la almohada para cuello durante el día, conviene hacerlo en algún momento donde sepamos que podremos descansar a la vez: por ejemplo, utilizarla mientras estamos viendo televisión o mientras leemos un libro. Utilizar esta almohada si estamos en plena actividad resultará incómodo, debido a que seguro nos vamos a querer mover y la sentiremos demasiado presente. Además, cuando estamos en plena actividad, en especial si estamos parados, estaremos haciendo fuerza con el cuello, por lo cual será importante será mejor utilizar la almohada para cuello en algún momento donde podamos aprovechar sus beneficios.

Almohada para el cuello: comodas y practicas

¿Qué forma tienen las almohadas para cuello? Por lo general una almohada para cuello tiene forma de medialuna. Esta medialuna se agarrará perfectamente alrededor de nuestro cuello favoreciendo una óptima posición. El relleno de la misma por lo general está hecho de materiales que proporcionan un buen sostén, pero que a su vez no son extremamente rígidos y no impiden un movimiento del cuello. En relación a los tamaños, por más que estas almohadas son adaptables, no todas ellas tienen el mismo tamaño. Realmente el tamaño de los diferentes cuellos suele variar considerablemente, por lo cual no hay un solo tamaño estándar de almohada para cuello, sino que podemos encontrar dos o tres por fabricante. Para aquellos que quieren decorar so almohada para cuello, esta siempre es factible de ser bordada. También, si esto no nos resulta incómodo podemos añadirle algún aplique para hacer más alegre. Con respecto a los colores, los fabricantes hacen almohadas de estas en varias opciones: algunas de las más populares son blanco, negro, rosa y azul.

almohada-para-cuello-disenosEn relación a la consistencia, como dijimos anteriormente estas almohadas son firmes pero a la vez flexibles. Esto hace que puedan ser guardadas en un bolso bastante pequeño, a fin de ser trasladadas de un lugar a otro. Por lo general muchas personas utilizan su almohada para el cuello durante los viajes, por lo que su diseño tiene que poder ser adaptado para el traslado. La forma más tecnológica de almohada para cuello es la almohada masajeadora: la almohada masajeadora.

Esta es una almohada con un motor de masaje dentro. A través de la utilización de pilas y un interruptor, esta se enciende, y además del soporte de una almohada para cuello normal, realiza movimientos que nos ayudarán ampliamente a descontracturarnos y a relajar esta parte del cuerpo. Aunque los precios de este tipo de almohada son bastante altos, si realmente sufrimos de dolores fuertes en esta región cabe realizar la prueba a ver si podemos encontrar alivio en este diseño tan tecnológico. Muchas de las personas que han probado la almohada para cuello masajeadora dicen que realmente tiene buenos resultados y que resultar una alternativa durante los momentos de dolor más agudo, donde la sola contención del cuello no es suficiente.