blanqueria logo top
 
     
 

Almohada masajeadora

La almohadas realmente el sueño de algunos. Además proporcionarnos el soporte necesario en determinadas partes del cuerpo nos ayuda a relajarnos con masajes que liberan la tensión acumulada. La almohada masajeadora cubre por lo general las distintas partes del cuerpo: hay una almohada masajeadora para cada una de ellas.

Estas almohadas pueden masajear a nivel cervical, dorsal, o lumbar aliviando la tensión acumulada entre las vértebras y ayudándonos a deshacer las contracturas. ¿Cómo funciona la almohada masajeadora? Esta es una almohada normal a la cual se le añade un motor de masaje, por lo cual esta termina requiriendo finalmente de la electricidad. ¿Cómo hacemos para utilizarla? La almohada no tiene necesidad de ser enchufada a un toma corrientes. Esta no funciona con electricidad. Si dependiéramos de un enchufe para utilizarla, no podríamos hacer en muchos lugares donde por lo general la utilizamos.

La almohada masajeadora funciona con pilas. Estas pueden ser doble o triple A, según el modelo. Las pilas son algo que se consigue en cualquier supermercado o kiosco, por o cual será muy fácil reemplazarlas si se nos acaban. Algunos clientes que utilizan esta almohada con regularidad, por lo general lo que hacen en comprar pilas recargables.

almohada-masajeadoraLas pilas recargables son un tipo de especial de pilas que tienen una vida útil mucho más larga que las normales. Esta se utilizan y cuando se descargan se ponen a cargar en un cargador que se enchufa a un tomacorrientes en la pared. ¿Cuál es el beneficio de utilizar pilas recargables para nuestra almohada masajeadora? Existen dos beneficios al uso de estas pilas, por un lado, el ahorro económico. Si llevamos la almohada masajeadora con nosotros de un lado a otro, probablemente consumamos mucha cantidad de pilas. Al renovarlas constantemente gastaremos mucho dinero, en cambio con las recargables estas podrán ser usadas una y otra vez.

Recién después de algunos años tendremos que cambiarlas. Quizá en un momento la inversión en estas pilas sea más significativa que la que hacemos en un par normal, y sin olvidar tampoco que tenemos que comprar el cargador, sin embargo por otro lado, sin embargo si la almohada recibe mucho uso esto vale la pena. El otro beneficio de utilizar pilas recargables para nuestra almohada masajeadora, es que le haremos realmente un bien al medio ambiente. Las pilas son un elemento realmente contaminante, y para nada biodegradable, por lo cual si desechamos pilas con mucha asiduidad, esto será contribuir a contaminar de la peor forma posible.

Los diferentes sistemas de funcionamiento de una almohada masajeadora

Por eso las pilas recargables son también una buena forma de cuidar el medio ambiente. Pero volviendo estrictamente al uso de la almohada masajeadora, ¿dónde podemos utilizarla? El trabajo es una opción? La almohada masajeadora puede ser una excelente opción para relajarnos en nuestros momentos libres en el trabajo. Aquellos que pasan muchas horas sentados, en especial frente a la computadora suelen sufrir dolores, especialmente en su la parte baja de la espalda. Las sillas masajeadoras que nos cubren a nivel lumbar nos dan la posibilidad de atarlas a la silla misma, de manera que esta esté todo el tiempo en posición y nos de la posibilidad de encenderla cuando tengamos un minuto libre. La almohada masajeadora generalmente también es una buena compañera en los viajes largos, en especial aquellos que realizamos en avión. Muchas veces, la mayoría de la población que viaja en clase turista realmente pasa largos viajes de manera muy incómoda arriba del avión.

almohada-masajeadora-modelosLos asientos son poco espaciosos, el respaldo es duro y no nos da inclinación para la cabeza: realmente todo es bastante complicado como para que nos podamos sentir cómodos. Una almohada masajeadora cervical puede ser ideal en estos casos: por un lado nos dará un excelente soporte a nivel de la espalda, y por otro nos dará la posibilidad de relajarnos con los pequeños impulsos que nos serán conducidos a la altura del cuello.

Se sabe que un viaje en avión de por sí genera un nivel de stress bastante alto, por lo cual esto puede ayudar a calmar nuestra tensión. Más allá de los viajeros y los trabajadores hay otro tipo de público que se puede llegar a beneficiar de una almohada masajeadora: entre este público están las mujeres embarazadas, que suelen sufrir dolores de espalda, y aquellas personas que padecen dolores de espalda crónicos. En los momentos de dolor agudo esta almohada puede resultar una verdadera solución calmadora, aunque sea por un rato, a este problema. Con respecto a las formas y tamaños de las almohadas masajeadoras, estas dependerán de para qué zona estén diseñadas. Por lo general la forma cambia de acuerdo a qué parte de la espalda se busca masajear. La almohada masajeadora cervical por lo general tiene una forma de medialuna alrededor del cuello de manera de darnos soporte, contención y a la vez un masaje profundo en esa zona.