blanqueria logo top
 
     
 

Almohadas

Las almohadas son piezas de blanquería con una función esencial y múltiple dentro de la habitación. Estas cumplen a su vez una función funcional y estética. A nivel funcional nos sirven para apoyar la cabeza durante el sueño, y que esta se mantenga un nivel ideal para favorecer la posición de la columna.

Esta es una función ergonómica muy importante durante el sueño, sin embargo las almohadas cumplen funciones durante el día. También podemos utilizar las almohadas en el caso de querer leer en la cama. Colocándolas en una posición un poco mas erguida que cuando dormimos, estas nos podrán proporcionar un buen sostén para realizar nuestra lectura en la cama o también para mirar televisión. El tono de las almohadas es uno de los temas más discutidos por los profesionales. ¿Qué es lo mejor para la salud?¿Almohadas duras, blandas?. Generalmente, como en todas las áreas, los extremos no son buenos, por lo cual conviene que la almohada sea ni muy dura ni muy blanda. Actualmente existen varios tipos de almohadas. Por un lado tenemos las que están rellenas con fibra.

Estas suelen ser las más económicas, debido a que la fibra sintética no tiene un gran costo y nos permite tener un producto más o menos consistente. Por esta razón esta variedad de almohadas es una de las más vendidas. Luego tenemos las famosas almohadas de pluma. Estas son una de las más cómodas en el mercado. El relleno de pluma nos confiere una almohada pesada, pero con una adaptabilidad, podríamos decir, 100% a la cabeza de la persona.

almohadasCuando nos apoyamos en una almohada de pluma podemos sentir un nivel de comodidad y sostén que es difícil lograr con otro tipo de almohada. Sin embargo existen ciertas desventajas a este producto. Por lo general llevar a cabo un relleno mediante plumas naturales es bastante caro. Debido a que las plumas son de origen animal, no pueden ser producidos en masa y no se consiguen tan fácilmente. Sin embargo, estas son las mejores plumas para llevar a cabo el relleno. no obstante, si esta opción nos resulta muy cara o inaccesible, también tenemos la posibilidad de rellenar con plumas sintéticas. Las plumas sintéticas, como su nombre lo dice, reciben una confección industrial, tratando de imitar las propiedades de la pluma tradicional. En algunos casos lo logran mejor que en otros, sin embargo nunca pueden reproducir 100% el nivel de comodidad que nos da la pluma tradicional.

Los diferentes materiales con los que se rellenan las almohadas

Volviendo a las almohadas de pluma natural, estas también poseen la limitación de que a mucha gente le provocan alergia, por lo cual no pueden convivir con este material a centímetros de la nariz todas las noches. Por ello, con el avance de la tecnología se comenzaron a desarrollar productos hipoalergénicos para confeccionar almohadas, los cuales sirven para alérgicos y no alérgicos por igual. Más allá de los materiales para rellenar almohadas mencionados, cabe destacar uno más. La tecnología hay permitido desarrollar el material "memory foam" para el relleno. Este es un material ideado a partir de la tecnología aeroespacial más avanzada con el fin de evitar la sensación de gravedad y generar un real alivio de presión.

almohadas-variasPor esta razón las almohadas de memory foam, generalmente traducida como espuma visco elástica, son un producto invalorable para cuidar nuestra salud: este diseño ergonómico nos ayuda a cuidarnos durante el descanso previniendo cualquier tipo de lesión a nivel del cuello y las cervicales. Necesitamos también realizar una aclaración en relación a un tipo de almohada que no conviene usar. Nunca debemos intentar realizar nuestras propias creaciones rellenando fundas con sábanas viejas para simular un relleno de almohada. Utilizar este tipo de invenciones caseras puede llegar a perjudicar nuestra salud a un nivel bastante importante, por lo cual siempre conviene comprar la almohada, y que esta tenga la densidad correcta para proporcionarnos el soporte ideal. Respecto a la composición de las almohadas en relación a sus partes podemos decir que estas deben tener primero, un material de relleno interior. Luego será fundamental un funda interior cocida a la almohada para mantener el relleno armado y con forma. Esta podrá ser o bien de algodón o bien de fibra.

Por último vendrá la funda exterior, la cual cumplirá más allá de una función de preservación, una función estética. Esta podrá ser cambiada las veces que lo consideramos necesario. La funda exterior puede llevar una cremallera o bien, en algunos modelos modernos, botones para ajustarse a las almohadas. Cuando la cama no es siempre utilizada por los mismos huéspedes, como ocurre por ejemplo en los hoteles, el hecho de poder cambiar la funda exterior de la almohada con tanta facilidad resulta un beneficio irremplazable. Con respecto a la forma podemos distinguir la almohada tradicional, de forma larga y estrecha, la mariposa cervical, indicada para personas con dolencias en esta área y la cervical propiamente dicha: corta, de forma cóncava, y utilizada para también cuidar esta área.