blanqueria logo top
 
     
 

Sistema de cortinas romanas

Cuando llega la parte de la decoración con cortinas en una casa, generalmente nos entusiasmamos, porque sabemos que con ellas, la habitación cobrará vida, y alegría, para ello, tendremos que ver en el mercado las que más se adapten a la decoración del lugar. Por suerte el mercado actual cuenta con varios estilos, texturas y colores.

Siempre tendremos que ser prácticos además de ingeniosos, en cuanto a la elección de las cortinas, es decir, elegir telas que sean fáciles de lavar para que no se nos arruine en la primera lavada, o se les gaste el color, y permanezcan como nuevas por varios años. En segundo lugar los sistemas, que no tengan complicadas maniobras de recogida o de cerrado, y otra de las cosas que tenemos que tener en cuenta, sobre todo si lo tenemos que hacer nosotros es la instalación, nada de colocar sistemas complicados. Una de las cortinas que son las vedette de las últimas temporadas, prácticas y en extremo sutiles, que en toda habitación de estar, en la cocina, en la sala, pueden escollar, eso sí, con la salvedad de una buena elección de telas.

Para poder hablar del sistema de cortinas romanas, antes, tenemos que conocer un poco cómo son estas.

Las cortinas romanas consisten en un panel de tela liso, que se pliega verticalmente formando una suerte de acordeón, y gracias al sistema de varillas que la conforman estructuralmente, el producto se presenta con esa distinguida característica, resultando espléndidas tanto plegadas como recogidas.
Por eso, es menester elegir una tela de color liso, para que cuando las tengamos que recoger no se deforme el diseño, o inclusive se puede optar por un estampado pequeño, como flores, pero en preferencia se la elige en tonos crudos o marfil blanco.

sistema-cortinas-romanasEl sistema de cortinas romanas, consiste en varillas cocidas por dentro de la tela, que sirven para mantener a la tela firme, y tensa. El diseño de este tipo de cortinas, que son de líneas rectas y limpias, con muy poco volumen, las hace ideales en las decoraciones modernas y las de estilo minimalista. Por esta razón, los colores preferidos son los claros, o los crudos o tostados, para crear una luminosidad especial, propia de estos ambientes. Si elegimos colores fuertes o contrastantes, tenemos que tener cuidado de no generar un desequilibrio en la decoración armoniosa. Si se trata de un cuarto infantil, podemos aprovechar el diseño de la colcha de la cuna, o de los detalles del cuarto. En reglas generales, o por lo menos el más conocido del sistema de cortinas romanas, se maneja en forma manual, por medio de un cordón al que se ajusta y de esa forma se levanta la cortina hasta formar los pliegues, tan distintivos en ellas. Para la realización de estas cortinas se conciben telas como lonetas acrílicas, Black out, (para cuando queremos oscurecer totalmente un cuarto por ejemplo), algunas gasas que permiten la entrada de luz, para generar una atmósfera tranquila, y las combinaciones que a nosotros nos agraden, pero siempre teniendo en cuenta, que no deben crear desarmonía.

sistema-cortinas-romanas-modernasEl sistema de cortinas romanas, junto al sistema de cortinas Roller, son los más requeridos por las personas que necesitan limitar la cortina al espacio de la ventana únicamente, como por ejemplo sucede en las ventanas que no llegan al suelo, o que tienen poco espacio alrededor, en donde lógicamente las cortinas tradicionales molestarían por su volumen. Están recomendadas, para las ventanas fijas, o corredizas, y no son para nada prácticas en las ventanas que tienen la apertura hacia adentro. Y su instalación se puede hacer tanto en el techo como en la pared, o inclusive en el tapa rollo. En la cocina una cortina romana, es perfecta desde el punto de vista higiénico y estético, sobre todo si la ventana está frente a la mesada, que no permite una cortina larga, y como el sistema de cortinas romanas es tan sencillo, lo hace especial cunado estamos atareados preparando los diferentes alimentos.

Las cortinas romanas, están compuestas por rieles, con los respectivos mecanismos de elevación y frenos, pero cuando hablamos del accionamiento o de sistema de cortinas romanas, tendremos que aclarar que se lo puede encontrar en sus tres versiones: a cordón común, que es el que es apto para las telas livianas, el sistema a cordón reforzado, que es que se usa para el accionar de las telas pesadas o semipesadas, como las lonetas, el gross, los Black out, y otras como las bengalitas, y por último el sistema a cadena continua, es un sistema que consiste en la elevación en base a cadena continua y enrolladotes de cinta, apto para las telas más pesadas, tipo yackard, o cortinas de mayores dimensiones. La cadena continua permite acumular el cordón al elevar la cortina.