blanqueria logo top
 
     
 

Rieles para cortinas

En principio, diremos que los rieles para cortinas, son unas guías deslizantes en las que se sujeta la cortina por medio de pequeños ganchos. En primer lugar elegiremos las telas para la confección de las cortinas, que serán acordes a la habitación a la que será colocada.

En el mercado hay tantas variedades para todos los gustos, estilos, diseños de cada habitación. La elección dependerá, no solamente del presupuesto, sino de un conjunto de elementos que serán tenidos en cuenta a la hora de la compra de las telas. No menos importantes son los rieles, a los que las cortinas irán colgadas.

Existen en el mercado, dos tipos de rieles para cortinas bien diferenciados, los de plástico y los de metal, y como es de pensar los de metal, son los más resistentes, y aptos para todo tipo de cortinas, en cuanto a los de plástico, solo se reducen para el uso exclusivo de cortinas livianas, porque evidentemente no resisten demasiado peso. Son ambos correspondientes a un sistema que es ideal cuando tenemos el suficiente espacio para colgar cortinas desde el techo o la pared, por medio de un barral. Los rieles para cortinas, se complementan con las roldanas o también llamados patines que corren dentro del mismo, que son para abrir o cerrar las cortinas, estos van colocados en un lateral de la ventana, o integrado a ellas.

rieles-para-cortinasLos ganchos de aluminio, se colocan en la cinta de cabezal y se enganchan en las roldanas. El parante sostiene el último gancho de la cortina, muchas veces las roldanas, se van enganchando a la cinta. El riel bandeau, es el sistema más simple, para colgar el bandeau delante de la cortina. Tienen soportes de estructuras de extensión y se adaptan a cualquier largo o forma de ventana. Los rieles para cortinas de cuerdas, corresponden a un sistema de cuerdas que facilita la apertura y el cierre de las cortinas, y un peso con los hilos, evitan que este se enganchen.

Una roldana principal, actúa como freno y permite que los dos paños se encuentren en el centro. Otra opción es enganchar las cuerdas a la roldana en el centro de cada cortina. Las empresas que se dedican a las confección de rieles para cortinas, son empresas que tienen mucha experiencia en el rubro, por lo general, son empresas que desde hace mucho tiempo fabricaron los primeros rieles con los sistemas antiguos. Cuando se trata de colocar, por nuestros propios medios los rieles para cualquier cortina, necesitaremos varias herramientas, para facilitar el trabajo, estas son: taladro, las mechas de vidia para agujerear la pared, de la medida que se necesite, metro, lápiz, arco de sierra para cortar metales, destornilladores de mano o mecánicos, y regla de metal.

Funcionamiento de los rieles para cortinas

Una vez que tengamos las cortinas confeccionadas, lo que tenemos que hacer es colocar los rieles para cortinas. En función de las características de cada cortina, podremos elegir el riel de nuestra preferencia, y el más apropiado, así tenemos los rieles más básicos, hasta los rieles para las cortinas de telas más pesadas, que están reforzados para aguantar el peso de las telas. Los rieles manuales, son los más sencillos de accionar, y se emplean normalmente para las cortinas más livianas, para ajustarlos a medida de la cortina, tendremos que cortarlos con un arco de cierra para metales. Los rieles para cortinas a cuerdas, son extensibles en su mayoría, de manera que podemos ajustarlos sin la necesidad de cortarlos, simplemente tendremos que extenderlos más o menos, según el ancho de las cortinas que iremos a colgar. Los ajustes previos, comienzan con la colocación de los rieles en un lugar cómodo, como por ejemplo una mesa, en la que se pueda trabajar cómodamente, en ella veremos atentamente como funciona el riel, por ejemplo si se trata de dos paños, habrá dos piezas, que cierran la cortina al deslizarse por el riel, y chocar con la otra.

rieles-para-cortinas-tiposPara convertirlo en un riel para un solo paño, lo único que debemos hacer es quitar una de esas piezas, de manera que la otra, al no tener ya un tope con el que chocar, permitirá que la cortina cierre en el extremo opuesto al riel. Algo que no nos tenemos que olvidar para los ajustes y la colocación de los rieles para cortinas, es que una vez que hayamos realizado los ajustes previos del riel, deberemos confirmar el número exacto de correderas que vayamos a necesitar, y tendremos que extraer las sobrantes, apretando las pestañas flexibles que posee el riel en el extremo. Podemos instalar los rieles en el techo o en la pared, según corresponda el sistema elegido. Para la instalación de los rieles en la pared, necesitamos escuadras, lo habitual, es que estas estén incluidas en el kit, en el caso contrario podemos adquirir escuadras por separado. Cuando los rieles serán colocados en el techo, tendremos que marcar los puntos y haremos los agujeros con el taladro, provisto de una broca de vidia, del mismo diámetro que el del taco.