blanqueria logo top
 
     
 

Cortinas y visillos

Uno de los elementos claves a la hora de la decoración de las estancias, son las cortinas y visillos. Lo más acertado es tener claro el color, y les diremos que las tonalidades más claras, aportan más luminosidad al ambiente, y son las que menos dejan ver desde afuera hacia adentro, que es otra cosa que buscamos al colocar cortinas.

Además de la decoración, al adquirir cortinas y visillos, tendremos que tener en cuenta que la funcionalidad es importante, por eso, deberemos saber que hay que pensar antes de salir a la compra de ellos. Todo depende de la habitación a la que estemos decorando, si se trata de un dormitorio, es una opción muy buena elegir tejidos ligeros, que a la vez de tapar la vista nos permite el ingreso de la luz. Las telas, las formas, los colores, todas son opciones para decorar la casa con funcionalidad.

Las cortinas, sirven para cientos de funciones, se utilizan tanto para dar continuidad al color de las paredes de la habitación, como para tapar la luz que ingresa desde afuera, sobre todo en las que las horas pico estamos descansando. A la hora de la elección de una buena cortina, es importante conocer el tipo de ellas a instalar, y además es importante conocer las posibilidades y definir qué es lo que se pretende lograr, hablando de ambientación.

cortinas-y-visillosPara comprar las cortinas y visillos, antes tendremos que conocer el género y el diseño, por ejemplo, si se quieren lograr ambientes románticos, pueden utilizarse las gasas, que son suaves al tacto, y poseen una excelente caída. Se encuentran en diversos estilos y con dibujos traslúcidos, y se lavan con muchísima facilidad, con agua fría, y jabón neutro. Para la aislación acústica, lo mejor son las telas pesadas, que forradas brindan una barrera sonora. Se limpian a seco, y enteladas, necesitan de un mantenimiento como el de las alfombras. Para la función de oscurecer una habitación, que comúnmente puede ser un dormitorio, los ideales son los llamados Black out, es decir para lograr la oscuridad total, son telas, cuya composición, con un lado de vinilo, impiden el paso de la luz.

Se limpian con un paño humedecido, con agua fría y jabón neutro. El tema del cálculo de la tela para comprar es muy importante, para que no nos sobre ni nos falte tela para la confección de cortinas. Los diseñadores de cortinas, recomiendan formas para calcular la cantidad de tela a utilizar, antes de comprar: para las cortinas y visillos, de estilo clásico, con frunces, se deben comprar el doble de tela que la superficie a cubrir, así se multiplica el ancho, incluyendo veinte centímetros extras, por el largo de la ventana.

¿Cómo son las cortinas y visillos?

Después se le suman unos 50 centímetros al alto más un extra para el dobladillo, y cabezal. El resultado se divide por un metro y medio para definir la cantidad de paños a comprar. En el caso de las cortinas planas, se medirán el ancho de la tela que debe ser por lo menos diez centímetros mayor que el ancho de la cortina. Las cortinas y visillos, que son paneles de cortinas con dobladillos arriba y abajo. Estos dobladillos se insertan en las varillas de metal, que enganchadas en las partes superiores e inferiores de la ventana, tensan la tela permitiendo tapar las partes de vidrio y quedando como una lámina plana. Este sistema se utiliza, en reglas generales con telas finas, como la organiza, el lino o las gasas de colores claros preferentemente. Este tipo de géneros tensados y planos permiten el paso de la luz y tapan posibles vistas poco estéticas. En reglas generales, están usadas en puertas y ventanas antiguas que les otorgan un toque de calidez y elegancia.

cortinas-y-visillos-transparentesLas telas generalmente utilizadas como visillos se pueden adquirir también con dibujos traslúcidos, de tal forma para darle aún un toque más de gracia al marco, a pesar de que los costos puedan elevarse un poco. Con respecto al presupuesto para la compra de las cortinas y visillos, diremos que no será tanto si elegimos para la confección de ellos telas como el rayón y el tafetán. Por su parte el lino, es más rígido que el hilo, éste último cae más pesadamente. Por eso es muy importante que sepamos diferenciar muy bien el uso de cada tejido. En muchas oportunidades, las fibras, pueden resultarnos perfectas para la confección de cortinas y visillos, o para el tapizado de un sofá, sin embargo son numerosos los casos en los que la elección no ha sido la adecuada, y hemos utilizado las telas para menesteres para los que no están pensados. Para todos estos casos un asesor de interiores, es lo mejor, pero si no tenemos el presupuesto para contar con ellos, es muy provechoso ver las revistas de decoración que son muchas, en las que se habla a cerca del tema de las cortinas, los barrales, los visillos, etcétera, o la consulta con Internet, que siempre nos tiende "la mano" cuando más lo necesitamos.